Mía

Flores de Bach, un camino para que el amor fluya

La mezcla correcta en una proporción adecuada hará posible que los resultados sean beneficiosos para quien desea enamorarse.

 La mezcla correcta en una proporción adecuada hará posible que los resultados sean beneficiosos para quien desea enamorarse.

La mezcla correcta en una proporción adecuada hará posible que los resultados sean beneficiosos para quien desea enamorarse. Fotos: Oswaldo Aguirre

La Razón

08:54 / 13 de septiembre de 2012

Holly es la  flor del amor.  Permite abrir el corazón, relacionarse con los demás y vibrar de emoción. Ésta nos predispone y prepara para dar y recibir este gran sentimiento, descubrió el médico inglés Edward Bach,  quien luego de sensibilizar sus sentidos, investigó las costumbres de las personas que acudían a las flores para entregarla como señal de admiración, cariño, alegría, solidaridad, agradecimiento y otros.

Bach desarrolló en 1930 una amplia información sobre el poder curativo de las flores y la importancia de sus propiedades de índole espiritual. Así creó un conjunto de 38 preparados naturales no farmacológicos que siguen utilizando los médicos homeópatas de hoy.

Si bien la flor holly no se puede encontrar en Bolivia, las rosas rojas cumplen efectivamente la misma función en el tema afectivo, explica el biopsicoterapeuta Luis Muñoz. “Ésta puede ser combinada con cualquier otra, dependiendo de la necesidad de la persona”.

“El consumo de unas cuantas gotas de un preparado natural, por un determinado tiempo, permite relacionarse con los demás y vibrar de amor, lo que a su vez genera atraer el mismo sentimiento”, agrega Muñoz.

Sin embargo, es necesario conocer antes el obstáculo que tiene una persona para dar o recibir amor. Por eso se hace una evaluación previa y, en base a ésta, se hace la mezcla de flores. “Las flores de Bach tienen un especial efecto para tratar los problemas internos sobre miedos, ansias, traumas, arrogancia, inseguridad, autoestima, y otros”, explica el galeno.

Si relacionamos estos obstáculos con el amor, veremos que necesitan ser tratados. Según Muñoz, el miedo se traduce en la falta de confianza y el pavor a sufrir un desengaño. Para este caso, la mimulo es la flor recomendada, pues genera determinación.

Para el temor a no querer repetir los mismos errores, como el fracaso en el matrimonio, se recomienda la chestnut bud, flor que ayuda a olvidar aspectos negativos.

Para los traumas que impiden sanar el corazón se aplica Star of Bethelem. Para la inseguridad o baja autoestima, la ELM ayuda a actuar de forma equilibrada. Todas estas flores se deben mezclar con rosas rojas o blancas. Estas últimas ayudarán a mantener la serenidad necesaria para recibir el amor.

Maceración

Los homeópatas elaboran sus productos a partir de una maceración en agua de flores maduras de diversas especies silvestres o naturalizadas de la región. Se diluyen en brandy y un destilado del vino que es utilizado como medio conservante.

Botellas de vidrio

Este preparado debe ser almacenado convenientemente en frascos-goteros de vidrio de color opaco para evitar que le dé la luz. Se puede consumir todos los días en una proporción de 15 gotas como máximo. Se acompaña el tratamiento con terapias.

Flores

Los expertos conocen las características de cada flor y, en caso de no encontrar alguna con determinadas propiedades, saben con cuál reemplazarla. La habilidad de cada especialista hará posible que se pueda combinar hasta ocho flores, según el caso.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia