Mía

Ghosting, la ley del hielo de la era digital

Lo que esta estudiante vivió se llama ghosting, que según el diccionario Léxico.com es “la práctica de terminar una relación de repente sin explicación y abandonando toda forma de comunicación”.

El ghosting refleja “la incapacidad de romper vínculos”

El ghosting refleja “la incapacidad de romper vínculos” Fotos: www.tumu.com y www.webdesing.com

La Razón (Edición Impresa) / Claudia Cuarité y Paula Jordán

00:00 / 19 de agosto de 2019

Salimos dos semanas y hablábamos hasta cuatro horas por el celular en las noches. Un día me dijo que quería hablarme sobre algo importante, nos vimos y me propuso ser novios, pero sin publicarlo en redes sociales, porque tenía problemas. Acepté y desapareció. No contestó más mis mensajes ni mis llamadas”, cuenta Daniela (25).

Lo que esta estudiante vivió se llama ghosting, que según el diccionario Léxico.com es “la práctica de terminar una relación de repente sin explicación y abandonando toda forma de comunicación”.

También conocida como la “ley del hielo digital”, según BBC, el ghosting refleja “la incapacidad de romper vínculos”, afirma el psicólogo Juan José Vargas.  

“Los expertos en psicología advierten que el ghosting tiene consecuencias, tanto para quien lo sufre como para quien lo practica. El primero ve su autoestima dañada y tiene que atravesar el periodo de duelo que conlleva el fin de una relación, sin tener todas las respuestas sobre los motivos de la ruptura. El segundo, si se trata de una relación consolidada tendrá que hacer frente a los remordimientos y al sentimiento de culpa por haber dejado a alguien así”, explica BBC.

Caspering

Existe otra práctica similar llamada caspering. Este anglicismo está inspirado en Casper, el famoso fantasma amigable de la película del mismo nombre. Aquí, la persona se ausenta de las comunicaciones, como un fantasma, pero cuando reaparece o contesta —esporádicamente—lo hace de forma amable, sembrando dudas en el otro sobre si realmente existe un interés en mantener la relación que al final es intermitente. 

Si le escribiste algo a esa persona especial y ves que no te responde a pesar de haber leído el mensaje o te responde días después solo para disculparse muy amablemente, te están haciendo caspering, según el diario la Vanguardia.

“Cortar un vínculo desapareciendo por miedo a decir una verdad... o para que esa otra persona se esfuerce un poquito más por mí, cuando por ejemplo desaparezco, no contesto el teléfono una semana o me pierdo tres días y de repente no participo más en la vida de la persona, puede derivar en dos cosas: que la pareja despierte y vea que realmente no está funcionando o que sea más insistente buscándome, lo cual eleva mi autoestima baja, porque me hace pensar que soy muy importante en la vida de la otra persona y me va a buscar siempre, así yo desaparezca un mes”, explica la psicóloga Cecilia Bandín.

Para tomar en cuenta: si estás sufriendo ghosting o caspering no eres una “víctima”, porque ambas partes “son conscientes de lo que está pasando”, afirma Vargas.

Tanto quien practica estas situaciones como quien las recibe tienen problemas de autoconcepto y de valoración propia.

No insistas con las típicas frases “quiero que me diga en mi cara” o “quiero que, como hemos iniciado, así se acabe, frente a frente”. Esto puede llevar a pensar que “si me ve, posiblemente se arrepienta y volvamos”, lo cual es erróneo, dice Vargas.

Por eso es importante que desde jóvenes aprendamos a decir: ‘hasta aquí’ —a terminar una relación— y también, que aprendamos a aceptar las derrotas y reveses de la vida.

No insistas en buscar. Si la persona ha desaparecido dos semanas, pero está viva, es una señal clara de que ya no quiere verte. “Entonces hay que respetar esa decisión y cada uno a su vida”, recomienda Vargas.

Sin fantasmear

  • En línea

Si esa persona está conectada a sus redes y te ignora, te está haciendo ghosting.

  • Juego

Si tu pareja termina contigo en línea, se pierde y vuelve a hablarte después de un tiempo, date tu lugar, no eres un juguete, aconseja Vargas.

  • Patrón

Si esa persona que hizo ghosting o caspering contigo te vuelve hablar, no pienses que esta vez será diferente. 

  • Madurez

Una persona con  madurez emocional no ignoraría a otra sin darle ninguna explicación.

  • Citas

Si quedan en una cita digital, pero la otra persona te falla y luego reaparece como si nada, es caspering.

  • Autoestima

La persona que hace ghosting o gaspering tiene una incapacidad de cortar vínculos y una autoestima baja, afirma Bandín.

Fuentes: Cecilia Bandín (Especialista en Psicoterapia familiar y de pareja, tel.: 70126602),

Juan josé Vargas (Psicólogo clínico Tel:.72505966)

culturacolectiva.com, bbc.com, bbc.com y www.vanguardia.com

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia