Mía

Guerra contra el plástico

La Razón (Edición Impresa)

00:05 / 13 de septiembre de 2017

El extendido uso de bolsas plásticas en África, al igual como ocurre en Bolivia, está impulsando la formulación de normas para reducir su empleo. Uno de los últimos países africanos en declararle la guerra a estos productos ha sido Kenia, donde, desde el 28 de agosto, la producción, importación, distribución y comercialización de bolsas de plástico han sido prohibidas, con multas de hasta $us 38.000 y penas de cuatro años de prisión para quienes vulneren esta norma. Kenia se une así a otros países como Ruanda, Etiopía, Níger, Mali y Uganda en esta guerra contra el plástico.

Greenpeace estima que en Kenia se consumen 24 millones de bolsas al mes en promedio, de allí que su erradicación no sea una tarea sencilla. Además, tomando en cuenta que muchos kenianos sobreviven con menos de $us 80 al mes, las sanciones resultan desmedidas. De todas maneras, habida cuenta de los grandes perjuicios que provocan las bolsas plásticas, ciertamente se trata de una cruzada que debe asumirse.

Por ejemplo, las idílicas playas de la costa africana pierden su atractivo por causa de las montañas de basura acumulada, donde los plásticos juegan un papel esencial. Por otro lado, además de tapar cañerías y alcantarillas (una de las principales causas de las inundaciones y deslizamientos urbanos), cuando se degradan, deterioran la fertilidad de los suelos, pues están hechas de polietileno, una sustancia tóxica que al ser ingerida puede ser mortal, de allí que sean miles los animales que mueren cuando las confunden con alimento, especialmente en el mar y los lagos.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia