Mía

Guía rápida para NO morir de amor

Salvador G te ayuda con los problemas del corazón. Escríbele a mia@la-razon.com

La Razón / Salvador G

00:00 / 04 de octubre de 2012

Morir de amor, despacio y en silencio”, cantaba Miguel Bosé a mediados de los  80. Y es que es sólo en el momento en el que perdemos al ser amado que comprendemos el sentimiento agónico, sofocante y devastador al que seguro se refería Miguel.

Quien se ha sentido así, no quiere volver a pasar por lo mismo. El desamor, la soledad, el volver a empezar, el sentimiento de fracaso y, en algunos casos, la decepción pueden llevarnos a dos conductas peligrosas: el no iniciar una relación y el no querer terminarla. Por eso, en estas líneas quiero compartir algunos consejos que pueden servir de una guía rápida para no morir de amor.

Al comenzar una relación:

Espérate a conocerlo bien antes de darle el “sí”. Es diferente estar ilusionado que estar enamorado.

Recuerda ser tú misma. Querer hacer más de lo que regularmente haces, o mostrarte diferente, para “agradar al otro”, puede resultar un arma de doble filo, porque no podrás mantener el artificio por mucho tiempo.

No entregues todo de una. Deja que a él le cueste lo suficiente como para que aprecie y valore los avances que tenga contigo.

Comiénzala de cero. Muchas veces queremos saltar los pasos para continuar desde donde terminamos la relación anterior.

Recuerda que los hombres somos cazadores. Estratégicamente, juega siempre a ser la presa más difícil de atrapar, para que cuando crea que te atrapó, sea él el atrapado en los lazos del amor.

No olvides que una relación es un ciclo que puede durar una semana o una vida. Pensar así no será lo más positivo, pero sí lo más sano. Disfruta de lo mejor, estando también siempre lista para lo peor.

Al terminar una relación:

Evita hacerlo con violencia de cualquier tipo. Si el rompimiento es necesario, intenta conversarlo y terminar la relación en paz.

Comprende que la vida es un libro con muchos capítulos. Que uno haya terminado, sólo significa que pronto uno nuevo comenzará.

No te niegues el derecho a llorar. El duelo es necesario y te permitirá dejar el dolor atrás. No te contengas,  las lágrimas son el pan del alma.

Ponte de pie cuanto antes. Debes ser positiva y pelear para que, pasada la etapa del duelo, tu vida prosiga, porque el reloj no se detiene y la vida es una sola.

Vive el proceso día a día. No olvides que cada día el dolor será menor, cada día lo extrañarás menos y avanzarás más en rehacer tu vida.

Rodéate de gente con buena energía. Llama a tus viejos amigos y pasa tiempo con tu familia. Compra un nuevo libro o, si es posible, viaja. En resumen, busca actividades que te ayuden a dejar atrás este episodio.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia