Mía

Jamie Foxx: ‘Lo más difícil (...) sentir que por el color de tu piel te consideran sucio’

El artista encarna a un esclavo en la película de Quentin Tarantino ‘Django sin cadenas’, que se estrena hoy.

La Razón (Edición Impresa) / Manfer Films

00:00 / 31 de enero de 2013

¿Cómo te involucraste con Django sin cadenas?

Cuando escuché por primera vez que Django se filmaría con otro actor, pensé, ‘Wow, eso suena maravilloso’. Después, las cosas cambiaron súbitamente. Tuve oportunidad de leer el guion y me impactó. Y lo siguiente es que fui a casa de Quentin Tarantino y puse mi oferta sobre la mesa… Le dije que con cualquier persona que eligiera ésta sería una película monumental. Pero también le aseguré que yo conocía ese mundo, lo conocía bien. Provengo del sur y… bueno, sin entrar en detalles del guion, simplemente le conté lo que yo experimenté. Le dije que estaba muy bien preparado para esas cosas y por supuesto sé montar a caballo y ya tengo mi propio potro (risas).

Cuéntanos acerca del personaje y cómo lo abordaste.

A veces trabajas en películas que te son cercanas. Y ésta es un paralelo mío, pues fui un chico negro sureño. Todo lo que quería era vivir mi vida…. Y es lo que Django hace. Django sólo desea recuperar a su esposa. Estar con su mujer. No desea abolir la esclavitud. No quiere matar a todos para corregir lo que está mal. Simplemente quiere amar a su chica y vivir su vida. 

¿Cuál es la relación entre esta cinta y el spaghetti western Django, de los años 60? 

Nuestra película se parece en el sentido de que trata de una venganza y tiene elementos clásicos del spaghetti western. El (actor del) Django original también está en nuestra cinta. Si eres un cinéfilo interesado, lo verás aquí… Franco Nero.  ¿Cómo te preparaste para el papel? 

Tuve que entrenar, pero también bajé de peso, pues en esa época no había gimnasios las 24 horas. Quería asegurar que mi forma corporal fuera adecuada. Como dije, tengo mi propio caballo, así que pregunté a Quentin si podía entrenar con él y muy pronto mi potro apareció de verdad en la película. En lo que se refiere a manejar pistolas y todo eso, tuve un entrenador que me enseñó trucos geniales. Así que invertí horas y horas en el manejo de las pistolas, en montar a caballo y  después aprendí a montar a pelo, lo cual es muy difícil a 28 millas por hora (risas)... Eso fue muy loco, pero lo captamos todo. 

¿Qué esperabas encontrar en Quentin Tarantino como director y cómo fue trabajar con él? 

Fue más de lo que esperaba. Sabía que era apasionado, pero no cuánto. También es esencial la forma en que aborda la historia... Cuando llegaba al set, si trabajaba en un personaje ese día, él encarnaba a dicho personaje. Es decir, si llegaba y era el día de Django, él era Django. Si era el día de Leonardo, todo trataba de su personaje, era el día de Candie, él sería Calvin Candie. Yo le comenté, ‘Quentin, si alguna vez filmas Rolling Stone, deberás abrir esa revista y vestirte como todos tus personajes’. Además esto tiene un aspecto divertido. Aunque era todos los personajes y decía ‘expresen mis interpretaciones’, en seguida bromeaba con todos y hacía reír a las personas. También tocaba música entre las escenas e hicimos algunas tomas. El primer día pregunté: ‘¿Qué clase de set es éste? Es asombroso’. Y respondió, ‘¿qué clase de set es éste?

¿Qué clase de set es éste? ¡Es un set de Quentin Tarantino!’ En realidad parecía una fiesta, pero al mismo tiempo las personas estaban concentradas en su trabajo y hacían las cosas bien para él.

 ¿Por qué piensas que sus películas son tan populares?

¿Sabías que Quentin Tarantino es uno de los artistas más buscados en Google?  Antes que Leonardo (DiCaprio), antes que George Clooney, antes que Brad Pitt, antes que todos. Le enseñé esta información y dijo, “No lo sabía”. Respondí, “Significa que la gente te respeta de verdad. Esperan escuchar lo que dices… Cuando das una interpretación de cómo ves el mundo, la gente desea verla”. Sabemos que cuando Quentin Tarantino exhibe una película será una gran noticia, pues él toma riesgos y piensa de forma poco tradicional.

¿Cómo fue trabajar con Christoph Waltz? Tienen una buena química en la pantalla.

Sabes, quedé tan impresionado por su interpretación en Inglorious Basterds que en las primeras dos reuniones que tuvimos sólo lo miraba y sentía, ‘¡Hombre, tú los asesinaste!’. Y respondió: ‘Oh, no, no, no…’.  A él le disgustaba que me emocionara. Después hablamos de los problemas raciales y dijo: ‘En realidad no sé de qué se trata’. Respondí, ‘Bueno, conserva eso’, pues creí que le ayudaría a su personaje. Le sirvió para sacar a este tipo de lo usual y decir: ‘Yo no siento estos problemas raciales, así que puedo ser tu amigo’. Fue cuestión simplemente de hablar con él, conocerlo y permitir que me conociera.

Cuéntanos de Leonardo DiCaprio, que interpreta a un villano. Creo que es la primera vez para él, ¿o no?

¿Aquél tipo de ahí? Un verdadero portento. Es muy talentoso. Interpretó a un villano increíble... Ya lo conocía, pero nos hicimos amigos en esta película. Le dije: ‘Hermano, yo sé lo que anhelas. Anhelas una interpretación real y Quentin Tarantino te la dará’. Los observaba a distancia y era como una película de artes marciales, adelantar y retroceder, así trabajó Quentin con Leonardo. Había momentos callados en los que no podíamos escuchar lo que ellos decían en una esquina, luego decían “acción” y lo veíamos. La gente quedará impactada por su interpretación. 

¿Y Kerry Washington? Trabajaste con ella antes en ‘Ray’.

Es un sueño. Es brillante. Además, mira el rango de sus personajes... Está haciendo esta película y también interpreta a Olivia Pope en su programa de TV, Scandal. Tiene muchos matices y no puedo esperar para ver lo que hará en el futuro. En esta cinta te rompe el corazón.

¿Cuál fue el mayor desafío de hacer Django sin cadenas? 

Lo más difícil fue regresar a aquellos tiempos... tener que revivir eso cada día. Sentir que por el color de tu piel te consideran sucio. Es difícil quitarte eso de la cabeza cuando vas manejando desde tu linda casa hacia el trabajo… Eso es lo que Quentin Tarantino me pidió. Dijo, para encarnar a este personaje debes dejar a ‘Jamie Foxx’ en otro lado, fuera de aquí. No quiero que él venga al set. Tú debes ser este hombre. Debes ser un esclavo. Éste fue el desafío. 

¿Esperas otro gran triunfo para tu carrera como resultado de ‘Django’?  

Cuando surge algo como Django y Quentin Tarantino es lo bastante amable para integrarte en la película, eso es maravilloso. Creo que esto lo hace sentir incómodo, pero de todas formas le dije: ‘No, debes entender. Lo que haces por mí como actor es ponerme en la estratosfera. Tú eres el director de la vieja escuela que convierte en estrella a la gente…’.  No importa lo que resulte y cómo lo reciban, las personas saben... Desde que se enteraron que estaba en Django, me han llamado y llamado y llamado… 

¿Cuáles son tus esperanzas para la película? 

Creo que esta cinta puede entretener y también educar, además disfrutaremos una enorme dosis de Quentin Tarantino y de todos estos grandes actores y actrices; ya superamos la cuestión racial.

Jamie Foxx encarna a Django, esclavo de una plantación que se asocia con un cazador de recompensas (Christoph Waltz) para vengarse de sus antiguos dueños y rescatar a su esposa (Kerry Washington) que está en manos de un traficante de esclavos. También están Leonardo DiCaprio como Calvin Candie, el dueño de la plantación, y Samuel L. Jackson, como el esclavo Stephen.

La película

Django Unchained es el título original de este filme dirigido por el premiado Quentin Tarantino, cuyo guion compite este año por el Oscar. Actúan: Jamie Foxx, Christoph Waltz, Kerry Washington, Leonardo Di Caprio, Kurt Russell y Samuel L. Jackson. La cinta se estrena hoy en todas las salas del país. Para mayor información, visitar el portal ManferFilms.com.bo.

El actor

Eric Marlon Bishop —más conocido como Jamie Foxx— nació en Terrell, Texas (EEUU), el 13 de diciembre de 1967. Primero se dedicó a la música, carrera que estudió en la universidad. En 1994 sacó su pimer disco de R&B, denominado Peep This.Tuvo su primera oportunidad en la actuación en 1991, cuando participó en la serie cómica de televisión In Living Color.

Sus películas

Toys (1992), Un domingo cualquiera (1999), Ali (2001), Shade (2003), Collateral (2004), Ray (2004 - Oscar a Mejor Actor), Stealth (2005), Miami Vice (2006), Dreamgirls (2006), Damage control (2007), The Soloist (2008), Law Abiding Citizen (2009), Due Date (2010), Río 3D (2011), Quiero matar a mi jefe (2011), Django Unchained (2012), The Amazing Spider-Man 2 (2014).

Entrevista gestionada en exclusiva para la revista Mía por Manfer Films

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia