Mía

Juguemos a ser profesionales

Los juegos e historias son aliados para que las niñas sepan que no hay ocupaciones que las excluyen por su sexo.

Juguemos a ser profesionales. Foto: Tritoma.es y venca.es

Juguemos a ser profesionales. Foto: Tritoma.es y venca.es

La Razón (Edición Impresa) / Liliana Aguirre. / La Paz

00:00 / 02 de abril de 2015

Basta de creer que las niñas solo deben entretenerse soñando en solo ser mamás y los niños en encarnar a los tipos rudos. El juego puede ser un gran aliado para que las chicas expandan sus aspiraciones profesionales y sean conscientes de que no hay trabajos exclusivos para el sexo masculino.

“En realidad se trata de reconocer si como padres atribuimos roles sexuales a los juegos y juguetes. Por lo tanto, para mejorar las opciones de las niñas es necesario ampliar el espectro de actividades y juegos”, explica Lizette Gallegos, psicóloga.

Una idea que propone la especialista es que las niñas conozcan las actividades que se realizan en diversas profesiones. “Se puede hacer que una niña que se interese por la ciencia se empape de las actividades de una científica jugando con probetas, teniendo acceso a un microscopio y apoyándole en su interés con libros y juguetes que la refuercen”, indica Clara Duarte, pedagoga.

Para que los juegos no sean sexistas, deben incluir tanto a niñas como a niños, para que ambos intercalen roles. “Juntos deben explorar cada dificultad que presenta una profesión. Por ejemplo, si se juega al doctor se puede tener a una doctora y un enfermero para romper moldes sexistas predeterminados en las profesiones por el género”, añade la psicóloga.

Duarte explica que desde pequeños se debe trabajar el concepto de igualdad y equidad. “Hay que hacerles saber que el sexo no influye en las capacidades. Hay que romper los clichés y mostrarles que tienen los mismos derechos y obligaciones”.

Gallegos enfatiza en que “la ruptura de clichés solo se logrará en el momento en que se trabaje el concepto de equidad e igualdad de derechos y obligaciones”.

Actividades 

La psicóloga y la pedagoga proponen que, además de los juegos, se puede reforzar los valores de equidad con historias.

“Contarles cuentos donde la niña es la heroína, ella es quien salva al mundo y tiene el poder. También leerles historias sobre mujeres que cambiaron el mundo para que ellas se identifiquen es importante. En cuanto a juguetes, entre más variados, mejor”, dice Duarte.

Tanto los juegos como las narraciones son instrumentos que socializan, inculcan ideas, creencias, expectativas y valores sociales.

“A las niñas se les debe inculcar que el mundo es tan suyo como lo es de los niños, y que cualquier actividad o profesión significa el concepto de trabajo y soporte social más allá del sexo”, enfatiza Gallegos.

  • Lúdico

Entre más ricos y variados son los juegos, éstos ofrecen más oportunidades de un desarrollo integral.

  • Sexismo

Jamás reprendas a un niño que juega a ser bailarín o tener una peluquería. Apoya siempre sus ideas y su vocación.

  • Unisex

Elige juegos y juguetes que buscan estimular  la imaginación y la creatividad de ambos sexos por igual.

Fuentes: Lizette Gallegos y Clara Duarte Fotos: tritoma.es y venca.es

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia