Mía

Láser Erbium fraccionado elimina cicatrices, arrugas y flacidez.

Una técnica sin cirugía que permite al especialista llegar hasta la parte media de la epidermis del paciente.

Tratamiento sin cirugía.

Tratamiento sin cirugía. Foto: Archivo.

La Razón / Erika Ibarguen / La Paz

23:53 / 30 de noviembre de 2011

Las cirugías siempre implican algún tipo de riesgo, pero quieres quitarte algunos años del rostro de forma notoria. Si te hallas en esa disyuntiva, tienes la opción de un tratamiento de rejuvenecimiento con el láser fraccionado Erbium.

Consiste en una alternativa que logra conseguir un efecto lifting sin operaciones, logrando un desgaste micrométrico en la piel para rejuvenecerla. “Se trata de una práctica facial subablativa con radiofrecuencia fraccionada, indicada para eliminar arrugas, corregir, reducir cicatrices y mejorar las irregularidades de color y textura de la piel, lesiones superficiales y la flacidez cutánea”, explica el dermatólogo Johnny de la Riva.

Lo que recomienda el cirujano es someterse a un tratamiento por cada década. Por ejemplo, una persona de 40 años necesitará cuatro tratamientos divididos en tres o cuatro sesiones cada uno. “Según el estado de la piel, las sesiones durarán de 10 a 15 minutos, siempre buscando obtener buenos resultados”, dice De la Riva.

Algo muy importante es que el láser fraccionado Erbium es efectivo en todo tipo de pieles. “Antes, el láser simple no permitía tratar la piel morena, sólo era efectiva para la clara. Hoy esta técnica da buenos resultados  en ambas”, informa el médico.

Antes de someterse a una prueba, es necesaria una evaluación al paciente para determinar el cutis que tiene, pues el procedimiento requiere especificaciones si la piel es blanca, morena, gruesa o delgada, así como si está cuidada o maltratada. TratamientoA partir de los 25 años, hombres y mujeres ya son buenos candidatos para este procedimiento, puesto que a partir de esa edad empiezan a aparecer los primeros signos de envejecimiento, explica el doctor De la Riva.Para la cirujana plástica Claudia Mollinedo, en cambio, la edad recomendable es a partir de los 30 años, en caso de flacidez y en cicatrices desde la niñez.

Mollinedo asegura que este láser mejora el aspecto general de la piel porque además la hidrata, le da firmeza y la deja tersa. En el caso de las  cicatrices de acné, logra rellenar los pocitos. “Los resultados en el rejuvenecimiento facial sin mantenimiento duran un año y de las cicatrices es de por vida”, explica la cirujana.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia