Mía

Leonel Fransezze: ‘Quiero que Amanda herede la perseverancia, la constancia’

También es actor y cantante. Nació en Bolivia, pero fue criado en Argentina. Su miedo más grande: no ser un buen padre.

Leonel Fransezze. Foto: Luis Salazar

Leonel Fransezze. Foto: Luis Salazar

La Razón (Edición Impresa) / Andrea Azcui A / La Paz

00:00 / 12 de marzo de 2015

¿Cómo fue la etapa del embarazo para ti?

Fue un embarazo de ensueño, fue raro, no hubo ni una pelea en los nueve meses. Mi esposa, Stephanie Fiorilo, nunca estuvo más tranquila, más en paz, más en su centro que en el embarazo. Fue algo impresionante lo que produjo en su personalidad. Siempre fue una muchacha tranquila, una excelente persona, pero el embarazo la templó, la colocó en una paz profunda.

¿Pudiste entrar al parto de tu esposa para recibir a Amanda?

Sí, fue algo tan rápido, no te avisan lo violenta que es esa situación. Primero te hacen cambiar la ropa, te tienen esperando en un lugar, te colocas la indumentaria precisa y entras al parto donde deben pasar unos 30 segundos hasta que te pasan a tu bebé. Es una cosa muy fuerte, no hay ningún libro ni ninguna persona que mediante consejos te pueda preparar para vivir ese momento. Y es que para saber lo que se siente, hay que vivirlo.

¿Por qué decidieron llamarla Amanda?

Su nombre es Amanda Fransezze Fiorilo. Le pusimos el nombre de mi abuela, si me preguntaras qué nombre le hubiera puesto a mis hijos te hubiese contestado que jamás el nombre de mi mamá, mi papá o de ningún familiar, porque para mí eso era una suerte de condena; pero mi abuela materna, que se llama Amanda, es una mujer de lucha, una mujer increíble que ha perdido una hija, mi tía, y a su esposo. La señora sigue en pie como un roble, ama la vida, es feliz, es una mujer de avant garde (vanguardia). Entonces quise bendecir a mi hija con un nombre grande, con el nombre de una mujer como el de su bisabuela.

¿Qué miedos te ha generado la paternidad?

 Mi miedo más grande es no ser un buen padre y el ser egoísta, ya que tengo tendencia a ello por haber sido hijo único, por haber sido mimado, en buena y mala forma, creo que he tenido ciertos éxitos que me han hecho una persona con tendencia al egoísmo y mi miedo más  grande es tener ese egoísmo con mi guagua. No darle el cariño que requiere, no ser tan buen padre como mis padres, ya que yo he tenido unos padres fantásticos, el solo hecho de pensar en no poder cumplir mi tarea de padre como lo hicieron los míos, me abruma.

¿Quisieras tener más hijos?

 Yo quiero darle tres o cuatro hermanos a Amanda, quiero tener una familia grande, quiero una mesa grande llena en la que la gente se bote comida uno al otro, que es lo que yo no tuve; para empezar, me crié en un país distinto al de mi familia. No voy a decir en otro país porque Bolivia es mi país, me considero boliviano-argentino y no viceversa. Me crié sin hermanos, sin abuelos, sin tíos ni primos. Siempre  fuimos mi mamá, mi papá y yo, los tres, el trío dinámico y nada más. Yo quiero que Amanda tenga hermanos, primos, familia grande, que sea tía de muchos sobrinos.

Al ser tú una persona mediática, ¿quisieras que tu hija también lo sea? o en su defecto, ¿eres de los papás que prefiere mantenerla en un  perfil más privado?

Siempre veo a los artistas ultrafamosos, yo no gozo ni de una milésima parte de la fama de los artistas a los que estoy haciendo referencia, que no comparten a sus hijos, que les tapan la cara, que los pixelan y yo digo que puede ser más lindo que la gente pueda mandarle su buena onda a Amanda, que éste pueda ser un cariño que ella pueda sentir desde ahora. Las cámaras estuvieron presentes desde el día uno de su existencia y me parecería hasta egoísta de mi parte el no compartirla con la gente que me sigue.

Como tú mismo dijiste, el ser padre no viene con un manual, te has criado de una manera y tu esposa de otra, ¿cómo es tu relación de pareja respecto a la crianza de tu niña?

Creo que prima la crianza que le da de mi esposa, yo me considero feminista y respeto mucho las decisiones de ella. Además, la mujer tiene una conexión muy especial con la guagua, sabe lo que le hace falta al bebé mucho más que el hombre, quizás me equivoco, pero creo que ella se da cuenta de todas las necesidades básicas, fisiológicas y también conoce sus necesidades más profundas. En ese sentido, respeto mucho la opinión de mi esposa.

¿Cuánto tiempo llevan casados con Stephanie?

Salimos durante un año, nos comprometimos y estuvimos casados cuatro años antes de encargar a Amanda. Fue un bebé completamente planificado, cosa que recomiendo a los lectores, recomiendo planificar sus embarazos. Esto no significa que los que no son planificados no sean maravillosos, todo embarazo es una bendición, pero cuando es planificado te agarra muy bien parado, nada te saca de contexto. Nosotros tuvimos las cosas muy claras desde el principio.

¿Compartes la idea de que los bebés llegan con un pan bajo el brazo?

Claro, la marraqueta (ríe). Creo que a mí me trajo mi mejor momento en todo sentido: profesional porque tengo muy buenas oportunidades laborales en ATB aparte de mis dos programas de la mañana, que son el noticiero y Viva la Mañana, que es un programa fantástico que disfruto muchísimo y que la gente también disfruta. Aparte, tengo la oportunidad de producir, como el programa del Dakar, que es una coproducción de ATB y mi persona. También estoy pasando un muy buen momento personal, de un profundo conocimiento de mí mismo, creo que me estoy redescubriendo como persona. Entonces Amanda me trajo una marraqueta material y espiritual. 

¿Cómo te ves de acá a diez años como padre?

Exigente y amoroso. Creo que el amor es el cimiento de toda familia y soy exigente porque creo que la disciplina es el cimiento del éxito.

¿Cuál de tus talentos o virtudes quieres que tu hija herede de ti?

No creo en los talentos ni en los dones, sí hay cierta facilidad para aprender cosas, pero creo que todo es disciplina y trabajo. Yo personalmente no cantaba nada y mi sueño era hacer un papel protagónico en la calle Corrientes y trabajé muy duro para lograr mis objetivos, estudiando muchísimas horas, durante muchísimos años entonces más que talento quiero que Amanda herede perseverancia, constancia, el no cansarse, el no renunciar, el ser obstinada en el buen sentido de la palabra, terca pues ahí está el éxito.

¿Cómo fue la reacción de tu familia ante la llegada de Amanda?

Increíble. Es la única nieta del lado de mi familia, del lado de la familia de mi esposa son muchos nietos, es una familia muy grande, son más “Ingalls”, pero del lado de mi familia es la primera nieta así que imagina la reacción de mi familia, sobre todo la de mi abuela al saber que mi hija llevaría su nombre, se le cae la baba. 

¿Extrañas Argentina?

Como te dije, Bolivia es mi país, he vivido 15 años en La Paz y 14 en Buenos Aires, (ríe).

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia