Mía

Luces para delinear tu casa

Este elemento es vital para el diseño de un espacio, pues influye en la percepción y crea la sensación de confort.

La Razón / Miguel Vargas

00:00 / 23 de agosto de 2012

El fenómeno de la luz está directamente relacionado con la percepción del espacio y la escala. Por ello, el manejo adecuado de este elemento en los espacios interiores de una vivienda será determinante para lograr las sensaciones de confort o amplitud del espacio, explica el arquitecto y docente Ernesto Urzagasti.

“Cuando los espacios son reducidos en lugares de estar o de trabajo, es ideal jugar con la luz, ya sea natural o artificial. Lo recomendable es crear efectos de calidez o mayor espacio, resaltando los colores de los muros”, explica el especialista. Las transparencias o traslúcidos son otra herramienta para trabajar los ambientes de forma armoniosa y agradable para el usuario.

“La luz natural es muy importante para el estado anímico y la salud de las personas”, explica la diseñadora de interiores Carola Álvarez. “El sol se encarga de mantener a raya a los ácaros y bacterias, siendo el mejor aliado de la ventilación. Una casa saludable se caracteriza porque está llena de luz”.

“Históricamente, el manejo de la luz ha sido una constante en los espacios que ha habitado el hombre, desde la antigua Grecia, la época Medieval, el Renacimiento, la Modernidad del siglo XX y la actual arquitectura contemporánea. En muchos casos la luz ha jugado un papel preponderante enlazada al credo religioso y al manejo de espacios de carácter espiritual que acercan al espíritu de los seres humanos con las deidades superiores”, revisa Urzagasti.

Consideraciones similares ha tenido también el milenario Feng Shui, que privilegia el manejo de la luz dependiendo de los ángulos y las relaciones que tiene con los colores y los objetos. Es por eso que la correcta organización y disposición de los mismos redundará en una mejor calidad de vida y buenas energías en el espacio habitable.

“La luz debería ser una premisa fundamental en los espacios del diario vivir. La interacción de ella con nuestras actividades determina la calidad de vida y el confort. Es responsabilidad de los diseñadores de espacios el lograr este disfrute”, reflexiona Urzagasti.

Por eso hay que considerar que la luz ayuda al ojo humano a percibir dimensiones mayores a las reales existentes y es capaz de generar sensaciones de calidez, confort, tranquilidad y sosiego.

La luz natural, además, genera la posibilidad de crear jardines en interiores. “Aprovecha los espacios muertos abriendo ventanas que posibiliten pequeños ambientes que le darán más oxígeno a los espacios”, agrega Álvarez.

La correcta combinación de la luz con los colores puede acentuar espacios, dividirlos o distinguirlos. Con un manejo focalizado, también puede poner en relieve determinados detalles en interiores. “La combinación de la luz solar con espacios de estar puede ser ideal, sobre todo en climas fríos, donde se debe privilegiar esta relación”, acota el arquitecto.

La luz se debe trabajar como premisa fundamental al proyectar o construir un espacio. “Es importante que el usuario participe de este proceso de diseño, pues a fin de cuentas será él mismo quien use todos los días dicho espacio y será una misión cumplida si este elemento ayuda a una vivencia más placentera y cómoda”, dice Urzagasti.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia