Mía

Masaje de bienestar

La técnica Shantala brinda confort físico y psíquico y potencia el vínculo entre el bebé y la mamá

La Razón (Edición Impresa) / Andrea Azcui A.

00:00 / 25 de septiembre de 2014

Nada mejor que un masaje para expresar amor y seguridad a tu bebé y crear un fuerte vínculo con él. Esta técnica terapéutica concebida especialmente para los niños se denomina Shantala y es milenaria de la India.

“La edad ideal para recibir estos masajes va del primer mes de vida al primer año. Antes del primer mes, el bebé y la mamá aún están en un periodo de adaptación y después del primer año de edad es más complicado porque la tolerancia del niño disminuye mucho, se vuelve más inquieto y es muy difícil que se quede quieto; ahora, si está acostumbrado, posiblemente lo tolere”, indica Pamela Gutiérrez Quiroz, fisioterapeuta y kinesióloga.

El masaje se realiza con aceite, se puede usar uno de almendras o de bebé o simplemente una crema. Se aplica con movimientos envolventes de forma muy suave, tocando la piel del bebé o moviendo los músculos con mucho cuidado.

Se emplean los dedos índice y medio “dibujando” unos “ocho”, pero en las áreas de difícil acceso (por ejemplo, la parte anterior del cuello) se deben utilizar las yemas de los dedos; en la espalda y estómago se puede masajear con la palma de la mano.

“Debe hacerlo la mamá, el papá o la persona a cargo del pequeño. Dentro de lo posible sobre el suelo y en un ambiente cálido y música suave.

El masaje comienza en los pies y termina en la cara del bebé, ya que abarca todo el cuerpo. El niño debe estar solamente en pañal o sin nada”, señala Gutiérrez.

Un lugar propicio puede ser sobre el cambiador o en la cama, pero colocando una toalla suave, la idea es acostarlo cómodamente evitando resbalones. Al finalizar el masaje hay que envolver al pequeño en la toalla para que no tenga frío.

Los masajes Shantala tienen múltiples beneficios. A través de esta técnica terapéutica se potencia la comunicación no verbal entre la madre o el padre y su hijo, y se establece una conexión especial, además estimula al niño y favorece su desarrollo neurológico y psicomotor.

Aplicar los masajes de manera habitual produce beneficios en el aparato locomotor y los sistemas circulatorio, inmunológico y digestivo del bebé y el niño.

Es simple y no te tomará mucho tiempo, a cambio tendrás una de las mejores experiencias de tu vida. Anímate y mima a tu bebé con algo tan sencillo.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia