Mía

Meditación, mente controlada para cuerpo sano

Ésta es una herramienta que te ayudará a controlar tu mente, o dicho de una manera más exacta.

Meditación, mente controlada para cuerpo sano. Foto: sportlife.com

Meditación, mente controlada para cuerpo sano. Foto: sportlife.com

La Razón (Edición Impresa) / Camila Canabal

12:00 / 11 de febrero de 2016

La meditación es aprender a observar lo que sucede en tu interior. Es ser honesta con cualquier emoción o pensamiento que tengas.

Negarlo no hará que se vaya, porque no puedes negar algo que está dentro tuyo y que no elegiste que te habite. Por eso, no puedes hacer que se vaya. Pero, lo que sí puedes hacer es reconocer que se encuentra en ti, observarlo y ser consciente de su presencia. Cuando lo aceptas, entonces desactivas el poder que tiene sobre ti.

Imagínate en una situación de vida o muerte, o estar en el bosque, sola, frente a un depredador que te observa; no tienes forma de escapar y sientes un miedo atroz. ¿Puedes evitar sentir miedo? No. Pero sí, puedes aceptar esa sensación y reconocer que tienes un temor terrible frente a la situación que es extrema.  

Lo que generas, al aceptar el pavor, no es hacer que desaparezca; pero puedes lograr que deje de controlarte. Seguramente tus oportunidades de salvación serán mayores si actúas con la mente tranquila, aunque en tu interior bulla el miedo, que si actúas dirigida por las emociones.

En esa práctica de autocontrol y dominio juega un papel importante la meditación. No se trata de dejar de sentir, sino de que las sensaciones, emociones y pensamientos no sigan controlando tu vida.

Y, ¿qué dicen los expertos?

Eckhart Tolle, un reconocido maestro en el arte de la psicología humana, explica en su libro El poder del ahora que “la mente es un instrumento magnífico si se usa correctamente. Utilizada de forma inadecuada, sin embargo, se vuelve muy destructiva. Para decirlo en forma más exacta, no es tanto que usted la utilice inadecuadamente, generalmente no la utiliza en absoluto. Ella lo utiliza a usted”.

Reflexiones semejantes son explicadas por maestros espirituales de Oriente. Y eso sucede porque entendieron, de forma profunda y vivencial, lo que puedes comenzar a comprender con el sencillo ejercicio de la meditación.

Ésta es una herramienta que te ayudará a controlar tu mente, o dicho de una manera más exacta: para liberarte de tu mente y así lograr estados de paz y equilibrio interior que se verán reflejados no solo en tu estado de ánimo, relacionamiento y cotidianidad, sino también en tu cuerpo.

Se sabe que uno de los causantes de la mayoría de disfunciones físicas tiene relación con el estrés. Y cómo no, si tus pensamientos son negativos generas emociones negativas y ese pesado sentir se manifiesta e impacta en tu humanidad.

  • Respiración. Siéntate durante diez minutos con los ojos cerrados e intenta poner toda tu atención únicamente en la respiración.
  • Pensamientos. Luego escucharás a tu mente como si se tratara de una radio; acudirán montones de pensamientos, uno tras otro, en un ritmo vertiginoso y tu atención se irá rápidamente de tu respiración para pasar a formar parte del coro interminable de esos pensamientos.
  • Ejercicio. Experimentarás que no eres tú quien domina su mente. Más bien es ella la que te domina.
  • Herramienta. La mente es una parte de cada ser, lo mismo que las emociones. A veces se cree que uno es la mente, porque la persona se identifica con sus pensamientos, creencias e ideas. Se aferra a eso que cree ser y que llama “yo”.
  • El ‘yo’. Ese yo, una parte del ego de la persona, se aferra a pensamientos de dolor, a creencias destructivas, a formas dañinas de relacionarse. La meditación es una técnica poderosa que ayuda a liberar los viejos patrones de la mente.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia