Mía

MiniFUE: lo nuevo en trasplante capilar

El microtrasplante capilar no deja cicatrices y no requiere de cuidados posteriores.

MiniFUE: lo nuevo en trasplante capilar. Foto: Luis Salazar

MiniFUE: lo nuevo en trasplante capilar. Foto: Luis Salazar

La Razón (Edición Impresa) / Andrea Azcui A. / La Paz

00:00 / 28 de mayo de 2015

Para contrarrestar la caída del cabello ha llegado a Bolivia una novedosa técnica de trasplante capilar denominada MiniFUE (Folicular Unit Extraction), una microcirugía que, como dice su nombre, consiste en extraer folículos, uno a uno, de la zona donde hay cabello para después implantarlos en la zona de la calvicie.

Al paciente se le quitarán cabellos con un extractor de menos de un milímetro de espesor, por lo que no dejará ninguna cicatriz y a la larga no quedará marca ni vestigio del trasplante capilar.

Se trata de una cirugía ambulatoria, no hay vendajes ni puntos ni bisturís. Al día siguiente se hace el lavado en la clínica y luego el paciente puede lavar su cabello como de costumbre.

“Dos o tres meses después de hecha la cirugía, el cabello empezará a crecer, pues le trasplantaron raíces con un milímetro de cabello, el que irá creciendo poco a poco. El cambio social será paulatino y el resultado final se verá dentro de un año”, explica Nicolás Lusicic, presidente de la clínica de medicina capilar Hair Recovery.

Esta técnica se utiliza en personas a partir de los 20 años sin límite de edad. Está dirigida a aquellos que desean volver a recuperar su pelo y cuya zona donante todavía cuente con cabello suficiente como para ser trasplantado.

“Antes, los injertos se realizaban de a mechones o cortinas; hoy, el microtrasplante pelo por pelo es la técnica que brinda resultados reales, dando un aspecto totalmente natural a cada paciente”, asegura el profesional.

Este método no produce rechazo, ya que se trata del propio pelo del paciente (no puede haber donante de cabellos). Los médicos diseñan la ubicación del cabello a trasplantar de acuerdo con la fisonomía, rasgos, inclinación y color original del cabello de la persona. “En un lapso de cuatro horas el paciente podrá volver a su rutina diaria, ya que no requiere de cuidados posquirúrgicos ni   especiales”, afirma Lusicic.

Lusicic dice que para combatir la pérdida de cabello también se recurre a tratamientos con champús que actúan desde el cuero cabelludo (de la piel hacia afuera), pero lo que se debe estimular son las raíces debilitadas (haciendo que salga un pelo muy fino) y la única manera de penetrar hasta ahí es a través de intervención médica. “En Hair Recovery ofrecemos un tratamiento integral para la caída del cabello de tres niveles, según la gravedad del caso detectada en consulta”, señala el experto.

Estos tratamientos van desde champús y medicamentos hasta el microtrasplante, una técnica efectiva y sin riesgos para el paciente.Hair Recovery

Es un centro de medicina capilar que empezó sus actividades hace 20 años en Buenos Aires, Argentina, y actualmente tiene 25 clínicas desplegadas en distintas ciudades de Latinoamérica. Es la empresa líder en tratamientos capilares desde el punto de vista médico.Nutriform

El tratamiento Nutriform se realiza con una pistola digital y automática en la que se cargan medicamentos. El especialista, de acuerdo con el caso, aplica al paciente una combinación de remedios en las raíces. Esta técnica para fortalecer los folículos no tiene efectos colaterales.

Fuente: Dr. Nicolás Lusicic, presidente Clínica Capilar Hair Recovery (Calle Claudio Aliaga, 1330 San Miguel).

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia