Mía

Nuevos tratamientos para el corazón

Afecciones cardiacas como la hipertensión arterial afectan al 30% de la población

Nuevos tratamientos para el corazón

Nuevos tratamientos para el corazón Foto: Archivo

La Razón / Erika Ibargüen Ayub

00:00 / 24 de mayo de 2012

El corazón es uno de los órganos más sensibles e importantes y cada vez  son más comunes las enfermedades que lo involucran debido el estilo de vida que mantiene la población en la actualidad y también al aumento de sus expectativas de vida.

En un reciente seminario dedicado a los Avances en Cardiología —desarrollado por la Clínica Alemana en Santa Cruz— se habló sobre las nuevas tecnologías de tratamientos para las patologías de estenosis aórtica, fibrilación auricular, la hipertensión arterial y las enfermedades coronarias.

Gonzalo Alarcón, médico especialista en cardiología, explicó que para tratar los casos de hipertensión arterial existe el tratamiento de ablación simpática de arterias renales.

“Consiste en introducir un catéter hasta las arterias renales para ablacionar, que significa quemar los nervios simpáticos, lo que determina la vasodilatación y la baja de la presión arterial”.

Sobre la fibrilación auricular (pérdida de ritmo cardiaco que hace que éste sea irregular, favoreciendo la producción de coágulos en el corazón y embolias), el cardiólogo Michel Howard dice que la solución es el reemplazo de la válvula envejecida. “Consiste en abrir el esternón, poner al paciente en circulación extracorpórea, detener su corazón, entrar a la válvula, sacarla y poner una nueva”. Si bien afecta a un porcentaje menor de población, sus complicaciones son serias, como el accidente cerebrovascular.

La estenosis aórtica es una enfermedad que puede ser asintomática por muchos años en los que se va cerrando progresivamente la válvula aórtica (la salida desde el corazón a todo el organismo) y esto determina una disminución del flujo sanguíneo que se manifiesta especialmente cuando la persona hace algún esfuerzo físico.

Para esto se ha desarrollado el implante de válvulas a través de un catéter, un procedimiento mínimamente invasivo que no requiere la cirugía a corazón abierto, señala el cardiólogo Cristian Dauvergne.

Hipertensión

Es un aumento de la presión dentro de la arteria que implica, si no es tratada adecuadamente, una serie de riesgos como el aumento de accidentes cerebrovasculares, insuficiencia cardiaca, daño de los riñones y aumento de la arterioesclerosis.

Estenosis aórtica

Es el estrechamiento anormal del orificio de la válvula aórtica del corazón. Esta reducción del orificio valvular puede ser congénita o adquirida, generalmente secundaria a la fiebre reumática o calcificación. La válvula aórtica controla la dirección del flujo sanguíneo desde el ventrículo izquierdo hacia la aorta.

Fibrilación

Consiste en la pérdida completa del ritmo cardiaco. Los síntomas son: cansancio, síncope (la persona se puede desmayar al hacer un esfuerzo) y  la angina, un dolor opresivo en el centro del pecho y a la vez irradia al cuello y los brazos cuando el paciente hace esfuerzos.

Fuente: Gonzalo Alarcón, Michel Howard y Cristian Dauvergne, Cardiólogos - Clínica Alemana - Santa Cruz .

Documento sin título

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia