Mía

Organízate para ser madre y mujer a la vez

No permitas que tu vida te ponga entre la cruz y la espada a la hora de elegir entre ser madre o mujer. Puedes manejar ambas situaciones con mucho respeto.

Organízate para ser  madre y mujer a la vez. Foto: Dreasmtime

Organízate para ser madre y mujer a la vez. Foto: Dreasmtime

La Razón (Edición Impresa) / Érika Ibargüen / La Paz

00:00 / 15 de mayo de 2014

El hecho de tener una relación amorosa si eres mamá soltera, no te convierte en mala madre, lo único que debes hacer es organizar tus tiempos y espacios para lograr ser una persona feliz y completa.

Lo importante es que hayas superado el luto de la pérdida del papá de tu hijo (a), ya sea porque te divorciaste, murió, o simplemente porque decidieron hacer una vida separados.

La psicóloga Sonia Gottret considera que si somos mamás también tenemos derecho a ser mujeres y por lo tanto a tener una pareja.

“A veces nos cuesta superar un duelo, por eso debemos dejar pasar un tiempo hasta encontrar la pareja que quisiéramos tener. Pero si esto se extiende por más de dos años, es algo patológico y corresponde pedir ayuda a un especialista y seguir una terapia”, aconseja Gottret.

Su colega Tatiana Jáuregui afirma que está bien dar prioridad a los hijos, pero si la persona se organiza en cuanto a tiempos y espacios tranquilamente podrá tener una pareja que considere que la merece.

“No hay que perder de vista que los hijos son dependientes de los padres, por tanto debemos cubrir sus necesidades y hacer que nos quede un tiempo libre que podríamos dedicarlo a la pareja”, sugiere.

Si es posible y las condiciones están dadas, podemos presentarlos, hacer que se vinculen e involucren, de modo que esta situación permita compartir ciertos momentos, así la mamá no tendrá que dividirse en dos. “Pero también se necesitarán momentos a solas ya sea con los hijos o con la nueva pareja, es cuestión de organización”, añade.

En muchos casos, las mujeres no encuentran a “su par perfecto”, se encierran en el rol de madre y se aíslan del amor conyugal.

Otro motivo por el que algunas prefieren o deciden quedarse solas después de algún rompimiento amoroso, sobre todo si tienen hijos, es porque les quedó el mal sabor del desengaño. “Entonces prefieren dedicar su vida a sus niños para no tener que soportar desilusiones que las pongan de mal humor reflejando este temperamento con sus pequeños, que nada tienen que ver”, dice Gottret.

  • Prueba

No dejes que tus malas experiencias perturben una posible nueva relación. Dale la oportunidad a quien quiera demostrarte su amor.

  • Ausencia

Los hijos no son una traba para vincularte con alguien que no es su papá (en caso de que éste esté ausente por divorcio u otros).

  • Respeto

Lo mejor es buscar la manera de organizarte y respetar los espacios de cada uno.

Fuentes: Susana Jáuregui y Sonia Gottret, psicólogas.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia