Mía

Óscar de la Renta, el diseñador que amaba a las mujeres

El dominicano falleció el lunes. Fue el favorito de estrellas de cine y de primeras damas.

 Deceso.  El ícono de la moda mundial falleció a los 82 años  en su casa de Kent, en Connecticut, tras una discreta lucha contra el cáncer, que le había sido diagnosticado en 2006.  Foto: EFE

Deceso. El ícono de la moda mundial falleció a los 82 años en su casa de Kent, en Connecticut, tras una discreta lucha contra el cáncer, que le había sido diagnosticado en 2006. Foto: EFE

La Razón (Edición Impresa) / Carmen Martín, agencia EFE

00:00 / 23 de octubre de 2014

Muere el  hombre y nace el mito. Óscar de la Renta pasará a la historia como el diseñador que amaba a las mujeres, capaz de entenderlas y de confeccionar para ellas creaciones de gran belleza que coquetean con la sensualidad, el conservadurismo y la modernidad.

Fallecido el lunes en su casa del estado de Connecticut, Óscar de la Renta, a lo largo de su carrera, ofreció un concierto de contundentes y delicadas propuestas, creaciones con las que mujeres de todo el mundo se sintieron especiales, únicas.

Así se debió sentir Amal Alamuddin que lució un diseño de Óscar de la Renta el día de su boda con el actor George Clooney, uno de los últimos diseños que confeccionó.

“La mujer que vestía en mis comienzos nada tiene que ver con la de hoy”, contaba el diseñador, quien aseguraba que a lo largo de su carrera profesional adquirió muchos conocimientos al tratar con sus clientas.

“Aprendo de la mujer. Es extraordinario lo que ha pasado con ella en los últimos 40 años, pasó de ser un ama de casa a estar envuelta en todas las actividades sociales. Me siento orgulloso de haber sido testigo de su avance”, expresaba el diseñador.

Nacido el 22 de julio de 1932 en República Dominicana, hijo de madre dominicana con raíces hispanoitalianas y padre puertorriqueño, aprendió de Cristóbal Balenciaga en España y de la mano de Antonio de Castillo se instaló en París, donde también trabajó para la casa Lanvin.

Con esa experiencia, aterrizó en Nueva York a finales de la década de los años 1960, donde trabajó para Elizabeth Arden, y se convirtió en la quinta esencia de la elegancia.

Desde ese momento, Óscar de la Renta vistió a la alta sociedad neoyorquina y latina. La Reina Sofía fue una de sus grandes seguidoras. Junto a ella, primeras damas estadounidenses como Jacqueline Kennedy, Hillary Clinton, Barbara Bush, Nancy Reagan, Michelle Obama, Betty Ford o Laura Bush. “La moda no es política”, aclaraba De la Renta.

Las actrices y cantantes Jennifer López, Penélope Cruz, Madonna, Emma Watson o Sarah Jessica Parker han sido algunas de sus clientas; esta última lució en la pasada gala del Museo Metropolitano de Nueva York (Met) —la alfombra roja más famosa del año— un espectacular diseño confeccionado en negro y blanco con la firma del modisto estampada en rojo en la cola del vestido.

“Te echaremos de menos” o “mis oraciones para su familia” son dos frases de la cantante Jennifer López ha dejado en las redes sociales.

Entre lágrimas, su musa Naty Abascal dijo que era “una persona única, honesta, humilde, sencilla, con un corazón enorme, como no había nadie en el mundo”. La modelo Eugenia Silva escribió en Twitter “Querido Óscar: tú nos enseñaste a vivir. Con tus diseños pusiste una nota de color en un mundo que a veces parece que fuera demasiado gris. Me enseñaste a no tener miedo y a aprovechar cada segundo de esta vida”.

Por su parte, la modelo Naomi Campbell, que también lució trajes del modisto, puso en Twitter: “Siempre serás el caballero de la moda”.

Óscar de la Renta solía decir que “las mujeres que marcan la moda no son las estrellas de cine ni las primeras damas, sino las anónimas, que han desarrollado su propio estilo y tienen una gran seguridad en sí mismas. Vestir bien no es sinónimo de ropa cara. Existe una gran creación al alcance de todos los bolsillos”.

De la Renta no pensaba en su retirada porque se sentía vivo trabajando, aunque el pasado 13 de octubre Peter Copping asumió la dirección creativa de su propia firma. “Es un gran talento y compartimos la misma sensibilidad sobre la concepción del diseño”, sostuvo el modisto sobre su sustituto.

“Si me retirara me moriría. No hay nada más envejecedor que retirarse. Mi gran momento de felicidad es estar en mi estudio con mis asistentes”; declaró a la agencia EFE. Solo la muerte fue capaz de alejarlo de su pasión por  las pasarelas, las tijeras y la mujer.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia