Mía

Papá soltero, llena de amor el vacío

En la crianza, no hay una fórmula infalible, ni hay una mejor que otra, asumiendo que quieres lo mejor para tu hijo o hija.

Papá soltero. Foto: cdnb.2 y 3.

Papá soltero. Foto: cdnb.2 y 3.

La Razón (Edición Impresa) / Andrea Azcui / La Paz

12:00 / 17 de marzo de 2016

Nadie dijo que la crianza de los hijos sería fácil, menos cuando uno de los progenitores está ausente y esa tarea recae exclusivamente sobre el otro. Se cree que en ese reto, las mujeres son las únicas que lo pueden lograr, pero lo cierto es que cada vez son más los hombres a cargo de sus pequeños, desempeñándose bien como padres solteros.

Franklin (39), forma parte de ese segmento hace cuatro años. “No fue fácil, pero con el tiempo, mi hijo y yo nos adecuamos el uno al otro. Confieso que aún no se cerró la herida emocional que ella, mi expareja, dejó. Se perdió un año sin siquiera preguntar por nuestro hijo. Pero ahora él y yo estamos felices”, dice.

Los padres solteros ya no son una excepción a la regla, pues esta situación latente presenta un nuevo estilo de vida, explica el psicólogo Marcelo Pacheco.Para la terapeuta familiar Sherezada Exeni, el concepto social supone que esta situación es más difícil para un hombre que para una mujer. “Pero no es así, él puede. Debe dedicar, como cualquier progenitor, amor, protección, tiempo de calidad y atención a las necesidades básicas y emocionales de su hijo, ya que este último aspecto definirá la salud psicológica en el futuro del menor”, detalla.

Otro punto que favorece al niño en este tipo de conformación familiar es la claridad y fortaleza del padre frente al abandono o la pérdida. Como Franklin, otros padres son cuestionados constantemente por sus niños, sea con dolor o con enojo: “¿qué pasó con mamá?”.

Es conveniente hablar con el menor, “explicarle los cambios que se han producido en el hogar y compartir los sentimientos y opiniones al respecto, pero sin transmitirle las frustraciones”, sugiere Terra.com.

Esa recomendación también la hace Pacheco. “Cuando el hijo pregunta sobre su madre, respóndele con la verdad, en especial si ya es grande, porque sino, el muchacho puede sufrir al enterarse de que le mentiste sobre un tema tan sensible para él”. Sobre este punto, Exeni advierte que “peor que no decir la verdad es crear en el menor un fantasma dentro de una familia que hace referencia a un pasado idealizado y a un presente que no puede ser”.

En la crianza, no hay una fórmula infalible, ni hay una mejor que otra, asumiendo que quieres lo mejor para tu hijo o hija. Algunos jefes de hogar optan por el silencio o por prohibir a los chicos hablar de su madre. Sin embargo, “abordar el tema le permite construir su familia monoparental y esto a su vez le da la posibilidad de crecimiento”, complementa Pacheco.

El psicólogo sugiere que no le cuentes la versión políticamente correcta, “sino tu propia historia, tu vivencia desde la forma que tienes de ser”, sin entrar a la creación de falsas imágenes y afectos ni denigrar la figura materna. Así el niño podrá desarrollarse de manera integral y desempeñar sus roles de hijo sin sentir culpa por la partida de la madre ni pena por el padre. En este punto, el pequeño podría sentir la necesidad y responsabilidad de cuidar a su papá. Sin embargo, no olvides delimitar los roles y el de protector es únicamente del adulto

Claves para hacerlo bien:

  • Sanar

El padre soltero debe curar la herida emocional de la circunstancia que lo alejó de la madre entendiendo que es un problema de él y no así del niño.

  • Duelo

El papá soltero tiene que pasar por la etapa de duelo o pérdida de su pareja, para luego superar el abandono. Con salud emocional será más fácil formar al hijo.

  • Fortaleza

El padre debe tener claro que no es una víctima y asumir la crianza del hijo, solo, pero con  firmeza.

  • Autoestima

Transmite a tu hijo la fuerza y seguridad sin asumir lo que la gente piense de la situación. Siéntete valiente y valioso.

  • Organización

Con tanto ajetreo, entre el trabajo y la casa es fundamental que crees y mantengas una rutina; establece horarios de estudio, comidas, etc.

Fuente: Marcelo Pacheco (Psicólogo), Sherezada Exeni (Terapeuta familiar).

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia