Mía

Parvovirus, el peor enemigo de tu perro

No existe una cura contra este mal, lo único que puede hacerse es darle soporte vital al animalito. Lo más importante: la prevención.

Una enfermedad letal. Foto: Internet

Una enfermedad letal. Foto: Internet

La Razón (Edición Impresa) / Miguel Vargas / La Paz

00:00 / 11 de julio de 2013

Presta mucha atención cuando tu perro tenga vómitos, diarrea, poco apetito, dacaimiento, sed y veas que sus heces están oscuras y con sangre. No pierdas el tiempo y acude inmediatamente a un veterinario, pues tu amiguito puede perder la vida en cuestión de días. Sólo si se hace un tratamiento oportuno se tiene alguna posibilidad de enfrentar a la Parvo Virosis Canina (PVC) o parvovirus, una de las enfermedades contagiosas más peligrosas.  

“Éste es uno de los males más contagiosos y frecuentes en los perros. Provoca la deshidratación del animalito, la que a su vez le causa la muerte en el lapso de 48 a 72 horas”, explica el médico veterinario Alonso Gutiérrez. El virus afecta el tracto digestivo de los perros y también el músculo cardíaco en los cachorros muy jóvenes.

Se transmite a través de las heces de los canes infectados. Como el virus es muy resistente, puede permanecer latente en el ambiente por más de cinco meses. Y al hablar del ambiente, nos referimos a las diferentes superficies y objetos que han estado en contacto con heces infectadas, por ejemplo, las suelas de los zapatos.

“Los ratones y los insectos también ayudan a la transmisión del virus. Por eso es muy importante la limpieza y, sobre todo, la vacunación oportuna de tu mascota para que no pierda la vida”, agrega Gutiérrez. “El individuo debe ser inmunizado lo antes posible, lo ideal es a los 45 días de nacido, pues los cachorros menores de seis meses son mucho más susceptibles y suelen morir de un paro cardíaco en cuestión de horas”.

Como el infectado fallece a causa de la deshidratación severa, es importante comenzar a tratarlo ni bien se presenten los primeros síntomas.

“Un animalito enfermo necesita soporte vital, es decir, que mantengamos el balance de líquidos y electrolitos por vía intravenosa. Además podemos administrarle antibióticos, vitaminas, aminoácidos y lo que sea necesario para darle una oportunidad a sus defensas a fin de que reparen el severo daño provocado en su organismo, ya que no existe una cura contra el virus, sólo podemos aumentar las probabilidades de vida, que no son muy auspiciosas”, lamenta el veterinario.

Por eso, la respuesta está en la prevención: sigue el programa de vacunación que el veterinario disponga para tu mascota y mantén la higiene de los lugares en que viven y pasean. Y si se presenta alguno de los síntomas, busca ayuda inmediata.

Fuente: Alonso Gutiérrez, veterinario. hermanoperro-hermanogato.blogspot.com y www.salvaunperro.com

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia