Mía

Pies sanos, pasos firmes

Sobre el polvo, dejar que el niño camine descalzo para luego observar si pisa con toda la planta del pie o si existe una curvatura.

Pies sanos, pasos firmes.

Pies sanos, pasos firmes.

La Razón (Edición Impresa) / Yuri Flores / La Paz

12:00 / 25 de febrero de 2016

El pie plano en los niños es un problema común y, aunque parece que no tiene efectos, lo cierto es que dificulta su motricidad y el desarrollo normal de sus actividades.

¿Pero cómo identificar ésta y otras disfunciones en los pies de los menores? El ortopedista y traumatólogo Alfredo Pozzo sostiene que estas anomalías se identifican cuando empiezan a caminar. “A los dos o tres años de edad ya tienen estabilidad, pero quienes presentan estos problemas tienden a caerse constantemente”.

Una manera práctica que ayuda a los padres a identificar si la pisada de su niño es o no correcta es formando un camino corto con talco sobre el piso. Sobre el polvo, dejar que el niño camine descalzo para luego observar si pisa con toda la planta del pie o si existe una curvatura.

Si la huella es completa, entonces hay motivo de preocupación, porque sí se trata de pie plano, pues no se llegó a formar adecuadamente la curvatura de la planta. Lo bueno es que a temprana edad es corregible.

Además del pie plano, existe el cavo. En esta situación, los niños apoyan demasiado peso y mucho esfuerzo sobre el metatarso (parte anterior a los dedos) y en el talón cuando están parados o caminando. La presencia de esta anomalía puede ser a cualquier edad.

Pozzo señala que tanto el pie plano como el cavo son deformaciones que aparecen durante el desarrollo del infante. “Éstos son tipos de plantas que necesitan corrección para que la pisada sea lo más anatómica posible”.

El especialista advierte que ambos males se notan al momento del nacimiento del niño. Pero que a los cuatro años, aproximadamente, se les hace notorio con la formación del arco en la planta del pie.

Omar Rocha, fisioterapeuta del club Bolívar, recomienda que en caso de detectarse las anomalías se debe utilizar plantillas ortopédicas para que corrijan y se origine un arco en la planta de los pies.

Otros problemas que existen son las malformaciones denominadas pie valgo y pie varo. El primer caso se da cuando los pies de los niños están dirigidos hacia adentro, vale decir en dirección a la parte interna, explica Rocha.

En tanto, el pie varo tiende a desarrollarse hacia afuera, es decir, que los pies crecen hacia la parte externa. Para ambos casos existen soluciones, pero siempre y cuando se detecte a tiempo el problema.

Rocha recomienda a quienes presentan estos síntomas asistir a una rigurosa fisioterapia “para fortalecer algunos grupos musculares que ayudan a corregir el músculo y, por ende, la pisada”. Y para reforzar el tratamiento es aconsejable el uso de plantillas ortopédicas.

En caso de que el problema sea mayor y que los niños ya tengan entre 6 y 12 años de edad, Rocha afirma que sería muy difícil hacer la corrección de las malformaciones. “En los niños, hasta los cinco años, se puede ayudar muchísimo con fisioterapia y  plantillas, pero más adelante ya se hace la fisioterapia más el uso de plantillas correctoras, incluso de por vida”, advierte.

Estos problemas, si no son tratados a tiempo, pueden generar alteraciones en la columna y causar escoliosis, que es su desviación, o hiperlordosis, que es el aumento o incremento de la curvatura de la columna vertebral.

Con el paso del tiempo, estas afecciones producen molestias, en especial en la espalda alta y baja. “Es importante detectarlas para corregirlas antes de llegar, en caso extremo, a una cirugía”. Tal es el caso del equinovaro, que son pies torcidos, una malformación de nacimiento que requiere de una intervención quirúrgica para que el menor camine con normalidad.

Por ello pon atención a los pasos que da tu niño para ayudarlo en el momento oportuno.

Problemas

  • Pie plano

Se evidencia con la caída parcial o total del arco del pie y es común tanto en niños como en adultos.

  • Pie cavo

Al contrario del plano, los pies cavos son aquellos cuya altura del arco longitudinal medial, es superior, a la de los normales.

  • Pie valgo

Se produce cuando se da una desviación lateral del talón pudiendo ir asociado al pie plano. En este caso, el talón se dirige hacia fuera.

  • Pie varo

Con este problema, el talón se proyecta y se dirige hacia dentro.

Consejos

  • Forma de caminar

Pon atención a la forma de caminar de tu hijo, una vez que haya aprendido a andar fíjate si se le forma el arco o no en la planta de los pies.

  • Uso de calzados

 Observa cuál zapato o lado del calzado tiene mayor desgaste. Este detalle te dará idea de su pisada y del problema que presenta.

  • Uso del podograma

Usar talco, tinta o una impresión de los pies de los infantes ayuda a detectar los problemas.

  • Atención especializada

En caso de detectar algún problema, acude a un ortopedista para que te dé las posibles soluciones.

 Fuente: Omar Rocha, fisioterapeuta, y Alfredo Pozzo, ortopedista y traumatólogo

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia