Mía

Plasma con plaquetas, fuente de la eterna juventud

La técnica es ambulatoria y se la puede realizar a partir de los 30 años.

Plasma con plaquetas, fuente de  la eterna juventud. Foto: Pedro Laguna

Plasma con plaquetas, fuente de la eterna juventud. Foto: Pedro Laguna

La Razón (Edición Impresa) / Liliana Aguirre / La Paz

00:00 / 20 de noviembre de 2014

Las arrugas, manchas y falta de lozanía en la piel son los primeros signos del envejecimiento que pueden ser reparados por el plasma enriquecido en plaquetas. “Es un preparado autólogo, es decir que no es tóxico ni alergénico. Se extrae del mismo paciente, de una muestra de sangre (30 a 50 ml) que se centrifuga en una máquina especial para separar sus componentes, entre ellos el plasma”, explica Silvia Ayala, médica estética y especialista en hemoterapia.

Para efectuar este procedimiento, que es mínimamente invasivo, se precisa tecnología de punta. “Una vez que separamos los componentes de la sangre, el plasma enriquecido en plaquetas se inyecta en la piel. De manera natural aumenta la producción de colágeno, elastina y ácido hialurónico en la piel”.

El médico estético Paolo Sánchez coincide con su colega al indicar que este procedimiento retarda el envejecimiento. “Se utiliza en las zonas más flácidas del rostro, cuello, escote y hasta el cuero cabelludo”, detalla.

El tratamiento se puede combinar con otras prácticas para mejorar el aspecto de la piel en casos donde está más deteriorada. “Esta técnica es una de las más novedosas y se la puede llevar a cabo desde los 30 años como forma preventiva contra el envejecimiento, ya que a esa edad se manifiestan los primeros signos de pérdida de tonicidad”.

Las sesiones que se aplican al paciente varían de acuerdo con el deterioro, pero se suele precisar tres sesiones anuales para obtener resultados visibles. “Este tratamiento se puede realizar, tanto en hombres como en mujeres. La altura sobre el nivel del mar no afecta los resultados; sin embargo, se debe valorar que el candidato sea apto”, dice el médico.

Esto significa, entre otros,  los cuidados previos al tratamiento: llevar una dieta sin grasas, no estar medicado con anticoagulantes o antiinflamatorios, no tener infecciones y tener una limpieza previa del rostro. “Hay personas que no clasifican para este procedimiento, por ejemplo, si fuman o tienen sobrepeso”, advierte Ayala.

Los resultados suelen tener una duración de un año o más, dependiendo el tipo de piel. Lo ideal es que cada sesión tenga un espacio de 21 a 45 días como máximo.

       

“Este tratamiento usa sangre, que es un tejido natural, por lo que no produce reacciones adversas, como máximo se puede tener equimosis: pequeños moretones en los sitios donde se inyectó”, aclara la médica estética.

La aguja que se utiliza para realizar los pinchazos es muy delgada, la que usualmente se emplea para aplicar insulina. “Los pequeños hematomas de la punción resultan ser muy leves por lo que desaparecen muy rápido, incluso pueden hacerlo en un día”, expone el galeno.

Según la página hedonai.com, especializada en estética, las personas que pasan por este procedimiento no corren ningún riesgo. “Van a de-sarrollar un poco de inflamación que pueden interpretar como un signo de reactivación de su piel. Además que se pueden aplicar maquillaje y sus cosméticos habituales después del primer tratamiento”.

Otro aspecto importante es que es una técnica ambulatoria por lo que no se necesita internación. “Lo ideal es hacerla un viernes para que el lunes puedas mostrar una bella piel”, agrega Sánchez.

Entre los beneficios a simple vista está la vitalidad cutánea, el aumento de su grosor y la recuperación de la consistencia elástica. La técnica también está enfocada en tratar los cuadros de calvicie, que consiste en  restablecer la actividad del folículo piloso, frenando la caída y revirtiendo el afinamiento del pelo. “La cantidad y periodicidad de las sesiones varía de acuerdo con cada caso, pero en general suelen indicarse en forma mensual durante el primer trimestre”, precisa el galeno.

Esta técnica se combina con el tratamiento de la mesoterapia capilar para resultados rápidos y necesita sesiones de mantenimiento.

  • Causas

Las principales causas del envejecimiento cutáneo, además de la edad, son los factores genéticos, la alimentación, la exposición a los rayos del sol y el tabaquismo.

  • Seguridad

El material que se utiliza en la técnica es desechable, para evitar cualquier contagio infeccioso. La máquina para centrifugar la sangre es capaz de separar sus componentes.

  • Beneficios

El plasma también se utiliza en diversas áreas de la medicina como la cirugía bucal, neurocirugía, oftalmología, tratamientos capilares y de coagulación.

  • Sangre

Una vez obtenida la muestra se procede a su centrifugación a 2800 - 3100 rpm durante nueve a diez minutos. El plasma es el líquido que se inyecta a nivel intradérmico.

Fuente: Silvia Ayala (72540718) y Paolo Sánchez (70160285), médicos especialistas en medicina estética.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia