Mía

Pregúntale a tu amigo gay

Te ayuda con los problemas del corazón. Escríbele a mia@la-razon.com

La Razón / Salvador G

00:00 / 09 de febrero de 2012

Toda mi vida he esperado por un hombre que pueda llenar los vacíos de mi vida. Nunca he tenido el cariño de mi padre y mi madre me ha dicho que nunca voy a encontrar a nadie que valga la pena, porque los hombres no la valen. Yo le he dicho que sí voy a saber retener a mi lado a mi amor. Ahora tengo un “amigo” del que me he enamorado y con el que he empezado a salir, pero él está casado y dice que no puede dejar a su esposa por el momento, pues ella está muy enferma. Me ha dicho que me ama a mí y yo lo amo de verdad. Los momentos que hemos pasado juntos no tienen nombre.

Pero ya no sé cómo salir de casa sin que mi mamá sospeche, porque siempre le he dicho que no iba a repetir su historia. Ahora lo estoy haciendo peor, porque mi padre no tenía otro hogar y este hombre sí. No sé qué me ha hecho que me vuelve loca, pero termino siempre llorando. He tratado de dejarlo varias veces, pero no he podido. Ayúdame a buscar una solución porque yo no la he podido encontrar. Adela

Querida  Adela: De alguna forma, relaciones y varias experiencias de mis amigas y lectoras me permiten comprender por qué tu mamá podría pensar así, pero creo que ella está equivocada, porque que aún existimos algunos hombres que valemos la pena. Hay maridos, papás, hijos, hermanos, colegas, novios y amigos que son excelentes seres humanos.

El hombre con quien estás saliendo tiene una esposa, que es mujer como tú y merece respeto, más aún si está enferma. Quisiera ser tu cómplice en este caso, pero también a los amigos nos toca dar un consejo que podría no gustarnos. El mío es que dejes de lado cualquier vínculo sentimental con este hombre mientras siga en una relación.

Si su mujer está delicada de salud, entonces le toca a él ser paciente y manejar una separación en el momento oportuno, quizá apoyándose en la familia de ella, de manera que entre todos puedan conducir correctamente la situación. Mientras tanto, a ti te corresponderá ser sólo su amiga porque es lo moralmente correcto. Ya después, cuando la separación sea efectiva y el proceso legal esté en pie, ambos podrán hablar sobre retomar su relación.

Adelita, nadie se muere por amor. No es fácil terminar una relación o alejarse de alguien que se quiere. Pero estoy seguro de que con el apoyo de tu familia y tus amigos, podrás lograrlo. Cuando atravesamos un proceso de duelo, cualquiera sea la razón, la angustia y la tristeza van pasando con los días, por lo que ten la certeza de que cada día el dolor será menor y que pronto estarás sonriendo de nuevo.

Finalmente, quiero aconsejarte que busques el apoyo de un psicoterapeuta con quien, además de conversar sobre esas ideas que pusieron tus padres en tu cabeza, también puedas encontrar la guía necesaria para superar esta relación en menor tiempo. Ojo, visitar a un psicólogo no significa que estés mal de la cabeza. Al contrario, ellos son un excelente apoyo para superar las dificultades emocionales.

“Nadie se muere por amor. No es fácil terminar una relación o alejarse de alguien que se quiere. Pero estoy seguro de que con el apoyo de tu familia y tus amigos, podrás lograrlo”.

Tu amigo Salvador G

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia