Mía

Pregúntale a tu amigo gay

Te ayuda con los problemas del corazón. Escríbele a mia@la-razon.com

La Razón / Salvador G

00:00 / 19 de abril de 2012

Creo estar entre la espada y la pared. Conocí a Cristóbal hace  tiempo y fue mi chequeo y el de mis amigas desde que era una adolescente. Dejé de verlo durante un tiempo y lo volví a encontrar en un cuerpo de baile del que él es director. Al relacionarnos empezamos a crear una química increíble y tuvimos una relación a escondidas porque él estaba en proceso de divorcio (mis amigas se murieron de la envidia) y tiene una nena hermosa y no queríamos mezclar las cosas. Las cosas se empezaron a complicar cuando dejamos de vernos por ese motivo, pues yo no quería meterme en camisa de once varas, pero él me sigue buscando y todavía me mueve el piso cada vez que nos vemos y hablamos. Además, varias de mis compañeras del cuerpo de baile comienzan a darse cuenta. No creo estar enamorada, sin embargo me sigue atrayendo increíblemente y dudo en dejarlo, sobre todo cuando me habla dulce al oído. Ahora me ha pedido que nos sigamos viendo, pero a escondidas. Necesito tu consejo, no sé qué hacer. Ángela

Mi querida Angelita: No tienes idea de la cantidad de veces que he oído la frase: “Está casado, pero se va a divorciar” o “está en proceso de divorcio” y debo decirte que en la mayoría de los casos no es así.

Si no es amor lo que sientes, quizás sea sólo un tema de piel o que simplemente pienses en seguir saliendo con él por la adrenalina que te causa hacer algo a escondidas del resto o lo excitante que es tener un “amor prohibido”, como del que cantaba Selena. En cualquier caso, te entiendo 100%. La verdad, alguna vez me puse a pensar sobre lo divertido que era ser gay cuando nadie más lo sabía, precisamente por toda la emoción que causa el misterio y el secreto.

Me parece que el principal riesgo que podría traer este amor secreto es que, si lo sigues viendo, en cierto momento llegues a enamorarte de él y, ya enamorada, cuando quieras dejarlo, no puedas. Imagínate si su divorcio resulta ser falso, no progresa, o si el galán decide volver con su esposa. Acabarías muy triste y yo no quiero verte así. Ante todo debemos cuidar nuestros corazones.

Mi consejo es que te alejes de él mientras aún puedes hacerlo, y te busques un muchacho que no te traiga tanta complicación. Si manejas las cosas bien, tal vez puedas quedar con él como amigos, con la perspectiva de que, si en un futuro próximo él está divorciado, por tanto libre, y tú también lo estás, podrían intentar retomar lo suyo, sin necesidad de ocultarlo.

Sobre todo quiero que recuerdes que tú mereces tener todo el amor de tu pareja y no tienes por qué conformarte con nada a medias, ¿ok?

Te mando un fuerte abrazo lleno de cariño y fuerzas para tomar la decisión correcta para tu vida.

‘Sobre todo quiero que recuerdes que tú mereces tener todo el amor de tu pareja y no tienes que conformarte con una relación a medias’.

Salvador G

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia