Mía

Prevenir el embarazo

Hablar con tu hijo adolescente de forma asertiva sobre sexualidad evita sorpresas y le permite planificar su proyecto de vida.

Prevenir el embarazo. Foto. Dreamstime

Prevenir el embarazo. Foto. Dreamstime

La Razón (Edición Impresa) / Erika Ibargüen. / La Paz

00:00 / 10 de septiembre de 2015

Con el objetivo de brindar orientación y prevenir el embarazo precoz, el Gobierno construirá centros modelos de atención en el país. Este proyecto es parte del Plan Plurinacional de Prevención de Embarazos en Adolescentes y Jóvenes menores de 20 años, explica Mauricio Bustamante, coordinador del plan, pero en casa también hay mucho que los padres pueden hacer.

Conversar, orientar y apoyar abiertamente a nuestros hijos con información clara y un lenguaje asertivo no solo servirá para evitar un embarazo no deseado, sino enfermedades de transmisión sexual, y —lo que es muy importante— les permitirá ejecutar sus proyectos de vida.

Qué debes decir

1 Según Olivia Loayza, psicóloga de Sinergia (Consultorio Psicológico Integral), cuando hables con tu hija o hijo sobre sexualidad no utilices las palabras “nunca” o “siempre”. Lo mejor es darle ejemplos basándote en tu vivencia. Por ejemplo, puedes decirle: “Yo pasé por lo mismo, no sabía si hacerlo o no y no tomé una buena decisión”. Y no: “Nunca debiste hacerlo, siempre serás infeliz”. Recuerda: las frases negativas repercutirán en su vida de manera definitiva.

Proyecto de vida

2 Marcelo Milán, coordinador de proyectos de educación sexual de Marie Stopes, aconseja hablarles sobre el proyecto de vida que tienen. “Pregúntale a tu hija o hijo qué espera para su vida futura, cómo se ve en diez años, qué cree que ayudará y qué puede truncar sus sueños”. Así, si decidiera iniciar su vida sexual, tomará decisiones correctas.

Ponte en su lugar

3 La coordinadora de Marie Stopes, Patricia Suaznábar, coincide con Olivia Loayza en la importancia de ponerse en el lugar de los hijos sin olvidar que uno también tuvo esa edad. Esta empatía puede ser el vínculo que te acerque más a ellos. “No importa cuán amigable sea tu relación con tu hijo o tu hija, ellos no te contarán todo lo que les pasa porque te tienen vergüenza”, dice. Según su experiencia, en los últimos cinco años varios adolescentes que vienen solos o en pareja los buscan para recibir orientación y todos coinciden en que “sus papás se rayan” cuando quieren hablar sobre sexualidad o buscar consejos.

¿Embarazo?, apóyalo

4 Si tu hija adolescente está encinta o tu hijo embarazó a su pareja pese a la orientación que recibió o por falta de ésta, tu apoyo es lo más importante en este momento. Debes mantener una actitud positiva y no cometas el error de obligarles a casarse, ya que esto solo los llevará a enfrentar más dificultades con posibles consecuencias como violencia dentro del hogar o rechazo al niño que van a tener. Además, es importante que sigan sus estudios.

Como hace dos o tres décadas, algunos mitos sobre la sexualidad persisten; habla claro con tus hijos

Es vital mantener una comunicación abierta y transparente con tus hijos para que ellos tengan una visión clara de lo que es el amor, el sexo y el embarazo. Busca las respuestas correctas a las mismas preguntas que incluso tú te hiciste al respecto hace 20 años.  Marcelo Milán, coordinador de proyectos de educación sexual de Marie Stopes, explica que las dudas más frecuentes en las charlas que imparte en las diferentes unidades educativas y los mitos que los chicos mantienen, están relacionados con:

Coito interrumpido

1. Si tu hijo o hija cree que eyacular afuera de la vagina de la chica no la dejará encinta, dile que este método es confiable solo en el 80% de los casos. “No evita embarazos ni infecciones de transmisión sexual, porque al estar excitado, el varón ya produce el líquido preseminal que contiene espermatozoides (aunque en menor cantidad que al eyacular), por tanto la penetración igual podría derivar en un embarazo. De cada 100 mujeres, 20 terminan embarazadas por esta causa”.

La píldora ‘salvadora’

2 Los chicos creen que pueden tomar las pastillas del día después sin restricción. “Éstas son un método de anticoncepción de emergencia: cuando se rompe el condón, cuando se ha sido víctima de violencia sexual”, afirma Milán, por tanto no se debe abusar de ellas.

En la primera vez

3 Otro asunto por desmitificar es que la mujer no queda embarazada en su primera experiencia sexual. “Una vez que las adolescentes tienen su primera menstruación ya están en la capacidad de embarazarse, aunque no están preparadas psicológica ni biológicamente”. Por tanto, si el contacto sexual se produce durante la ovulación, quedará encinta, dice Milán. Si existe penetración y no hay protección ni prevención, hay probabilidades de que esto ocurra.

Con la regla pasa igual

4 Los jóvenes deben saber que la mujer puede ovular en cualquier momento, incluso si está menstruando, lo que significa que puede quedar embarazada también durante esos días. “Antes se creía que la mujer ovulaba los días 13, 14  y 15 del ciclo, y ahora se comprobó científicamente que puede hacerlo cualquier día”, alerta Milán.

Fuentes: Olivia Loayza (psicóloga Sinergia), Patricia Suaznábar (coordinadora y ginecóloga de la organización Marie Stopes), Marcelo Milán (coordinador de proyectos de educación sexual de Marie Stopes) y mauricio Bustamante (coordinador del Plan Plurinacional de Prevención de Embarazos en Adolescentes y Jóvenes).

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia