Mía

Previene la obesidad en tu perrito

A los perros no les importa verse gordos, pero esa condición compromete su salud y causa daños. Detecta a tiempo el sobrepeso y toma medidas para  ayudarlo.

Previene la obesidad en tu perrito. Foto: Internet

Previene la obesidad en tu perrito. Foto: Internet

La Razón / Iblin Linarez

00:00 / 02 de mayo de 2013

Al igual que con los niños, algunas personas piensan que un perro gordito es adorable y sano. Esto no es cierto: la obesidad puede causarles diabetes, artrosis y problemas cardiacos. Si tu mascota ingiere más calorías que la energía que gasta, le das alimentos ricos en azúcares y grasas, o está esterilizado y no hace ejercicios, es un candidato para padecer sobrepeso.

“La alimentación es primordial y en el mercado hay comida balanceada para diferentes razas y patologías, como la diabetes”, explica el veterinario Sergio Cuenca.

Si optas por una alimentación más casera, la clave está en “darle pollo, pero sin la piel y sólo la carne. Debe aprender a comer verduras y arroz, las grasas sólo le dañan el hígado y le hacen engordar”, asegura Marisa Alcoreza, también veterinaria.

Los canes que poseen el peso apropiado tienen un hundimiento visible detrás de las costillas y se las se puede palpar al tacto, aunque a simple vista no se puedan contar. En cambio, si puedes ver con claridad las costillas de tu perro, quizá éste se encuentre desnutrido.

Cuidados especiales

Golden retriever, labrador retriever, cairn terrier, cocker spaniel, dachshund pelo largo y rottweiler son algunas de las razas  propensas a desarrollar sobrepeso. En cambio, un bulldog, a pesar de que tiene una constitución más robusta, no necesariamente se encuentra gordo.Si ves que tu mascota luce unos kilitos demás puedes probar con el ejercicio: caminatas más largas, más juegos físicos y sostenidos, con la idea de que vaya quemando calorías. Por otro lado, debes mejorar la calidad de su alimentación.

“Si ya se trata de sobrepeso, se puede optar por  alimentos light caninos, que no tienen elevada cantidad de lípidos (grasa). Hay diferentes grados de obesidad, desde moderada hasta alta, y para ello se lo debe evaluar a fin de adecuar una dieta y ejercicios”, afirma Cuenca.

Algo que puede afectar a tu mimado es el daño en las articulaciones por el excedente de peso, lo que es muy doloroso y le impedirá caminar con facilidad, aunque existen fármacos que ayudan a regenerar los tejidos. También se pone en riesgo al corazón, que puede detenerse. “Si de pronto decidimos hacer que la mascota ejercite más, sin haber consultado a un especialista. El amo puede causar un paro cardiaco que el animalito no soportaría”, advierte Cuenca.

Fuente: Sergio Cuenca, veterinaria Adonai 2202480 y Marisa Alcoreza, veterinaria Vet- Medic 2798020 y www.i-perros.com.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia