Mía

Previene la temida muerte de cuna

Trata de que el bebé duerma  de espalda y recurre a un monitor de respiración.

Previene la temida muerte de cuna.

Previene la temida muerte de cuna.

La Razón (Edición Impresa) / Andrea Azcui A. / La Paz

00:00 / 11 de septiembre de 2014

Sale en las películas y es una sombra que aterra a muchas madres: la muerte de cuna, también denominada Síndrome de Muerte Súbita del Lactante (SMSL). A pesar de lo terrible que suena y de lo imprevista que es, se pueden tomar precauciones para evitarla.

“La muerte súbita se da principalmente en recién nacidos prematuros, por apnea secundaria a su prematurez. También en casos de enfermedad febril reciente, crisis convulsivas, antecedentes maternos de fumadoras y exposición al humo del tabaco, consumidoras de cocaína, heroína, colchones blandos, dormir en posición boca abajo, sobreabrigar y por la sobrecalefacción. También la causan las malformaciones congénitas cardiovasculares y/o pulmonares y trastornos neuromusculares”, explica el pediatra Oswaldo Camberos.

Otro factore que puede provocar este deceso sorpresivo es que el bebé duerma boca abajo y con almohada muy blanda. “Esto produce la acumulación del dióxido de carbono, lo que produce un estado de sopor  semejante a un desmayo y el posterior paro respiratorio que también puede inducir al vómito y su bronco aspiración”, agrega el galeno.

Otra causa es el reflujo gastroesofágico, que es cuando el contenido del estómago refluye hacia el esófago en forma masiva y puede ingresar a la vía respiratoria y producir ahogamiento. Por otro lado, si un bebé recibe antihistamínicos o sedantes, éstos disminuyen sus defensas y pueden llevar a un paro respiratorio y luego a uno cardíaco”, complementa el pediatra cirujano Edwin Dolz.

Por eso, se debe evitar estas situaciones que ponen en riesgo al bebé, además de tomar otros recaudos.

Camberos recomienda: la posición supina del bebé (dormir boca arriba y de espaldas), evitar el sobrecalentamiento y exceso de ropa. No compartir la cama con la madre, el padre o ambos, pues los lactantes no deben dormir en superficies blandas.  No automedicarlos ni someterlos a preparados que pueden intoxicarles. Considerar el uso del chupón cuando el lactante empiece a dormir y no volvérselo a poner cuando lo expulse.

Evitar humos ambientales

Dolz complementa con que el bebé debe tener controles frecuentes. Si tiene  vómitos, visitar al médico para descartar un reflujo gastroesofágico y, si se confirma, seguir un tratamiento médico adecuado. En casos de que exista reflujo severo deberá valorarse una cirugía antirreflujo temprana para prevenir la muerte.

Respiración

Vigila la respiración de tu bebé, no debe tener pausas largas. Para esto puedes recurrir a un monitor de respiración que se halla en el mercado como Baby sense.

Dormir en cuna

Tu pequeño debe dormir en una cuna, en un lugar con aire y se debe tender solo la mitad inferior con sábanas y colchas para evitar que se deslice entre las cobijas.

Lactancia materna

La lactancia materna protege de muerte súbita, por lo que la OMS recomienda que ésta sea exclusiva hasta que el infante llegue los seis meses de vida.

Fuente: Dr. Edwin Dolz, cirujano pediatra / Oswaldo Camberos, pediatra neonatólogo. http://babysleepchile.com/ficha-tecnica/ Foto: http://d30k2koe5ogm0m.cloudfront.net/wp-content/uploads/2014/08/dormido1.jpg.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia