Mía

Primeros pasos en la alimentación

Desde que el niño nace y  hasta los seis meses de vida, sólo requiere ser alimentado con leche materna porque en ella están todos los nutrientes que necesita. A partir de entonces y hasta los siete años, incluir los alimentos adecuados es muy importante para que el pequeño crezca sano y de acuerdo con su edad. Después, la dieta puede cambiar sin dejar de lado lo esencial, señala Sandra Siacar, pediatra endocrinóloga.

Luego de la leche materna, los niños deben ir aprendiendo a comer distintos alimentos.

Luego de la leche materna, los niños deben ir aprendiendo a comer distintos alimentos. Foto: Archivo

La Razón / Érika Ibargüen Ayub / La Paz

00:00 / 23 de febrero de 2012

A partir de esa edad se le va introduciendo alimentos de manera paulatina hasta que la dieta sea completa (vitaminas, minerales, proteínas, grasas y carbohidratos entre otros), pero lo importante es saber cuándo y cómo incluirlos para evitar infecciones, alergias o enfermedades crónicas a largo plazo.

“Antes de los seis meses, el bebé no puede consumir nada que no sea leche porque tiene un reflejo de extrusión (cuando siente un alimento sólido en la lengua, automáticamente lo rechaza)”, explica Siacar. Introducir alimentos antes del medio año los puede predisponer a las afecciones citadas anteriormente.

“Para empezar a sumar alimentos, lo mejor es iniciar el proceso  con frutas y vegetales en cantidades adecuadas a la edad y de manera paulatina, preferiblemente en papilla o licuados”, agrega Siacar. Los vegetales deben estar cocidos y las frutas pueden ser crudas o cocidas al vapor para no perder su valor nutritivo.

Después de los siete u ocho meses puede consumir algo de carne roja, sea de res, pollo u otras aves. Aportará hierro y complejo B, al igual que el pescado, éste, preferiblemente, después de los ocho meses.

En cuanto a la cantidad, la pediatra recomienda unos 30 ml para luego ir aumentando paulatinamente. “Para empezar, puede comer tres veces al día y cuando pase el año, comer como un adulto, cinco veces (desayuno, almuerzo, cena y dos meriendas)”, aconseja.

Los cereales también deben ser consumidos desde los seis meses. Luego de haber pasado el proceso inicial de alimentación (desde los dos años), los niños deben comer todos aquellos alimentos que los nutran y contengan vitaminas, proteínas, lípidos, carbohidratos, minerales y  agua, comenta la especialista.

Alergia

Antes de los dos años, los niños no deben comer clara de huevo: es alergénica por su gran cantidad de proteínas, al igual que los cítricos.

Masticar

A partir de los ocho meses, los niños pueden comer alimentos aplastados, no licuados, para que aprendan a masticar y tolerar lo sólido.

Anemia

Después de los seis meses, los niños tienden a perder las reservas de hierro y es posible que les dé anemia. Para contrarrestar esto se les debe compensar con cremas de acelga, espinaca y habas.

Fuentes: Sandra Siacar, pediatra endocrinóloga.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia