Mía

Primeros pasos para la salud dental

Usa una gasa suave y agua tibia y entrenadores antes de un cepillo con cerdas

Cuidados iniciales

Cuidados iniciales Foto: Érika Ibargüen.

La Razón / Érika Ibargüen.

00:00 / 21 de febrero de 2013

El cuidado de los dientes y la higiene bucal del bebé debe comenzar desde que el bebe tolera el dedo de la mamá envuelto en una gasa. Para que se le haga un hábito se le deben limpiar las encías con agua tibia y muy suavemente, a fin de no lastimarlo.

“Cuidar la higiene de la boca de los pequeños desde los primeros días de vida es necesario para que vayan creciendo con una adecuada salud dental”, recomienda la odontopediatra Tatiana La Fuente.

La especialista aconseja a la mamá que envuelva el dedo índice de su mano con una gasa y empiece a limpiar con  cuidado la encía del bebé a partir de los tres meses de edad o antes.

Después de los seis meses se puede intentar utilizar los entrenadores de limpieza que son de goma, no lastiman y causan alivio al escozor por el brote de los primero dientes.

Tras los seis u ocho meses se puede  empezar a  hacerles una lim- pieza en círculo sobre sus encías con los entrenadores hasta que tengan un año y más de edad. Hasta ese momento, no se debe usar pasta dental porque los bebés no tienen la capacidad de escupir.

Existen diferentes productos para la limpieza dental según la edad que tengan los pequeños. Por ejemplo, el cepillo dental esterilizable es una especie de guante en forma de dedo que lleva una suave brocha en la punta que se puede esterilizar como se hace con un chupón. Luego están los entrenadores, que son cilindros de goma con forma de cepillo, pero del mismo material suave. Finalmente están los conocidos cepillos de cerdas suaves.

La odontóloga pediatra Elizabeth Céspedes aconseja que cuando erupcionan los ocho dientes anteriores del bebé, ya se puede pasar a utilizar un cepillo con mango. “los hay de diferentes formas y marcas, algunos tienes un protector para que cuando un pequeño se mueva mientras un adulto le está cepillando los dientes, no se lastime. Estos cepillos tienen las cerdas suaves y se recomienda utilizarlos hasta los tres años de edad, cuando ya el niño tiene los 20 dientes de leche en su boca”.

Céspedes sugiere además utilizar pastas dentales especiales para niños cuando ya ellos saben escupir el exceso, sobre todo si son pastas dentales que contienen flúor. “Hay en el mercado alguna pasta que no contiene flúor pero que ayuda a la limpieza de los dientes y a que el niño se vaya familiarizando con el uso de la pasta”. Lo importante en este caso es que la cantidad de pasta que se ponga en el cepillo sea mínima, incluso cuando el sabor sea agradable.

1. Cepillo dental

No intentes lavarle de pronto con cepillo con cerdas cuando le salen los primeros dientes porque lo rechazará y empezará a llorar. Deja a tu niño cepillarse sólo a partir de los siete años, pero de todas maneras supervisa la limpieza cuando él termine.

2. Resíduos bucales

La leche, así como todos los alimentos, deja residuos en la boca de tu bebé. La higiene es el punto clave para mantenerlo saludable y el cepillado permite que las piezas dentales permanezcan sin acúmulo de placa bacteriana, la cual causa desmineralización del esmalte, la presencia de caries y el mal aliento.

3. Dentista

Se recomienda que la primera visita al dentista se realice entre los 18 y los 24 meses de vida, aunque sólo sea para que el niño le pierda el miedo al odontólogo. Allí el especialista podrá ver el desarrollo dental, pues la caries puede aparecer ya desde los tres años de vida.

Fuente: Tatiana La Fuente y Elizabeth Céspedes, odontopediatras

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia