Mía

Recupera tu paternidad en 10 pasos

Ser padre va más allá del engendrar o proveer económicamente al hijo. Muchos hombres no lo asumen y por ello se pierden este rol.

Recupera tu paternidad en 10 pasos. Foto: Dreamstime

Recupera tu paternidad en 10 pasos. Foto: Dreamstime

La Razón (Edición Impresa) / Liliana Aguirre / La Paz

00:00 / 13 de marzo de 2014

Por los roles  que impone la sociedad, los hombres suelen perderse en el reto de disfrutar plenamente la paternidad e interactuar con su retoño en vivencias gratificantes. Un especialista en masculinidades y dos psicólogos recomiendan hacer de la paternidad algo único e importante en la vida, para ello sugieren a los papás desenvolverse con libertad para sacarle el mejor provecho posible. A continuación, Mía comparte contigo diez acciones que te ayudarán a apropiarte de tu paternidad.

1. Asumir la responsabilidad. “Es importante que el padre entienda que debe acompañar el embarazo desde la concepción del bebé y asumir su instinto paternal sabiendo que en nueve meses tendrá un hijo”, explica la psicóloga Katia Oporto. “Implica que se haga a la idea de que acompañará a su futuro hijo a lo largo de toda su vida y creará un vínculo emocional muy fuerte”, agrega el psicólogo Óscar Urzagasti.

2. Paternidad compartida. Ser padre no es solamente proveer al niño de dinero para su manutención, representa también compartir tiempo con él desde que es bebé. Eso quiere decir que debe romper prejuicios machistas y entender que cambiar un pañal, hacer el biberón o arrullarlo cimentarán una relación en la que un hombre se empodere de su paternidad, indica Oporto.

3. Dejarse guiar por los sentimientos. Para el especialista en masculinidades, Marcelo Argollo, “la familia y las instituciones son las que moldean nuestra forma de entender el mundo y las relaciones”. Por eso recomienda que más allá de lo que nos enseñe la sociedad patriarcal bajo el concepto de lo que es o hace un hombre, es importante dejarse guiar por los sentimientos. “La determinación de asumir la paternidad pasa por la decisión de ser uno mismo”.

4. El bien del otro es el bien de uno. Cuando un hombre asume la paternidad compartida tiene que entender que implica responsabilidad para cuidar a su hijo. “La sociedad patriarcal brinda a los hombres confort porque el padre es el que engendra o el proveedor bajo relaciones clásicas”, dice Argollo. Esto debe cambiar.

5. Romper con lo tradicional. Un hombre debe asumir roles nuevos que le permitan disfrutar de su papel de padre en el día a día. “Hay que desmitificar al macho y darse cuenta de que cada vez más seguido las tareas se modifican, e incluso hay hombres que dedican tiempo completo a sus hijos cuando sus parejas salen a trabajar. La idea es que asuma la paternidad”.

6. Evadir miedos. Tanto los psicólogos como el experto en masculinidades coinciden en que los procesos de cambio en la vida de una persona generan miedos. Sin embargo, “el desafío de la paternidad es superar estos miedos y no privarse de la responsabilidad de ser padre, que implica estar presente en diferentes etapas del hijo”, dice Oporto.

7. Eliminar barreras. Desde la niñez hasta la adolescencia, el padre debe entablar lazos de comunicación con el hijo para que puedan compartir información y no sean un par de desconocidos. “La falta de información entre uno y otro genera una barrera que se debe eliminar a través de la palabra”, expone la psicóloga. “Parte de la paternidad también es hablar de sexualidad con las hijas e hijos sin importar su género, esto los acerca”, indica Urzagasti.

8. Mostrar afectividad. Dar abrazos, besos, cariños es sumamente importante para asumir la paternidad. Estas muestras amorosas fueron, durante mucho tiempo, “atribución” de las mujeres. El hombre suele tener miedo de quedar mal o lucir débil ante sus hijos si da muestras de cariño o afectividad. “La sensibilidad de un padre, ayuda a que sus hijos sean más humanos y se desarrollen como mejores personas, porque fortalece las relaciones humanas. Es más hombre el que expresa su sensibilidad y amor que el que la oculta”.

9. Aceptar los errores. La paternidad también implica tener la capacidad de aceptar los errores y enmendarlos. Si un padre dejó de lado su paternidad y quiere recuperarla no debe dejar que le gane el orgullo, el miedo o los problemas que pudo tener con la madre de su hijo. “La paternidad no tiene nada que ver con la pareja y un padre ausente le resta felicidad y experiencias, tanto al hijo como a sí mismo”.

10. Padre y madre aman por igual. Los especialistas coinciden en que el amor paterno y el amor materno son igual de intensos y que ser padre es una experiencia única en la vida porque transmite lo que uno es y en lo que cree a un nuevo ser.

Fuente: Katia Oporto, psicóloga, Óscar Urzagasti, psicólogo.

Marcelo Argollo, especialista en masculinidades.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia