Mía

Reeducar a un maleducado

Para marcarle el nuevo sitio, comienza colocando papel periódico por todas partes.

Reeducar a un maleducado. Foto:  fotos: 3.bp.blogspot.com y dach

Reeducar a un maleducado. Foto: fotos: 3.bp.blogspot.com y dach

La Razón Digital / Andrea Azcui / La Paz

00:00 / 07 de enero de 2016

Adoptaste un perro adulto o el tuyo creció sin entrenamiento y cree que todo lugar es apto para comer y usar de baño? Calma, aún se lo puede adiestrar. Parece difícil, pero es más sencillo de lo que imaginas. Tú y tu peludo estarán felices con los resultados y convivirán en orden.

“No es igual entrenar a un perro adulto que ya tenga un comportamiento determinado que a un cachorro hiperactivo y juguetón”, dice el adiestrador de canes Tiburcio Ticona.

Por esa razón es primordial enseñar al animal poco a poco y con ayuda de la familia, recomienda la veterinaria Gloria Rodrigo.

Un problema recurrente suele ser que el animal realiza sus deposiciones en cualquier lugar. Para reeducarlo es necesario asignarle un nuevo sitio y llevarlo ahí en horarios determinados. Esta rutina es fundamental “en especial si vives en un departamento”, aconseja Rodrigo.

Para marcarle el nuevo sitio, comienza colocando papel periódico por todas partes. A la primera defecación o micción levanta y conserva ese papel. Retira los demás. El perro habrá dejado su olor en el pedazo que ensució. Debes estar atento a cuando haga sus necesidades para llevar ese periódico al nuevo lugar. Cuando vaya ahí y orine o defeque, recompénsalo con caricias y con un bocado que le guste, instruye Ticona.

Repite esta rutina, al menos cinco veces al día o hasta que tu perro aprenda, recalca el experto. También puedes recurrir a líquidos que se venden en veterinarias y tiendas especializadas, éstos ayudan a marcar los sitios donde deben hacer sus necesidades, comenta Rodrigo.

La veterinaria Mariana de la Peña explica que puedes hacer lo mismo a la hora de la comida: busca siempre un mismo lugar para servirle sus alimentos, no cambies de sitio.

Las normas de comportamiento deben ser en una palabra, con tono firme: sentado, echado, camine, etc.  

Por ejemplo, si salta cuando le estás dando de comer, dile “no”. Es importante que hagas la corrección de conducta y para ello “se necesita que el perro tenga un collar”, detalla el entrenador. Cuando hace algo no deseado jala la correa con cuidado a fin de no lastimar los huesos de la tráquea, coinciden las veterinarias.

Así con paciencia, firmeza y constancia reeducarás a tu mimado.

Fuente: veterinarias: Mariana de la peña y Gloria Rodrigo. Suboficial Segundo Tiburcio Ticona, centro de adiestramiento de canes de la policía nacional

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia