Mía

Salvador G cumple un año

La columna ‘Pregúntale a tu amigo gay’ sopla su primera velita. Hoy presenta dos casos

Salvador G te ayuda con los problemas del corazón. Escríbele a mia@la-razon.com

Salvador G te ayuda con los problemas del corazón. Escríbele a mia@la-razon.com

La Razón / Salvador G

00:00 / 31 de mayo de 2012

Hace un año que el consejero sentimental Salvador G entró con su columna Pregúntale a tu amigo gay a la revista Mía, brindando una guía a mujeres y hombres que han compartido sus casos. Historias de desamor y celos, así como de esperanza y amistad llegaron a la Redacción. Por eso, queremos felicitar a Salvador en su aniversario, quien, festeja como mejor sabe: contestando las cartas que llegan a mia@la-razon.com.

‘No sé si mudarme con ella’

Salgo con una mujer mayor que yo, tengo 25 y ella 30. Llevamos juntos seis meses, nos amamos y pasamos casi todo el tiempo juntos. Somos muy felices. Aunque han pasado sólo unos meses, ella me invitó a mudarme con ella y yo dije que sí ese mismo rato. No soy mucho de la idea de esperar a casarme para dar ese paso, pero luego me puse a pensar en qué pasaría si nos separamos, porque yo vivo con mis padres y trabajo de cajero, así que no gano lo suficiente como para vivir solo. Ahora ella me pregunta cuándo me mudo a su departamento y yo no sé qué responderle. ¿Me voy con ella o espero a ganar más? Si ya le dije que sí... ¿Cómo le diría que mejor no? Carlos

Si tú quieres mudarte y ella quiere mudarse, entonces, yo quiero que se muden juntos. ¡Háganlo de una vez! La vida es una sola y si nos la pasamos posponiendo las oportunidades de ser felices, por preguntarnos “y qué si esto, y qué si aquello”, se nos pasan los años y se nos pasan las chances. El principio es claro: a mayor riesgo, mayor beneficio.

Muchos creen que el amor es para siempre y otros dicen que dura tres años. Para mí, el amor dura, a lo mucho, un mes. Es decir, para que tu relación vaya siempre bien, tienen que enamorarse el uno al otro todo el tiempo. Planta que no riegas, planta que se seca.

25 años es una edad prudente para emprender vuelo y dejar el nido. Qué mejor que hacerlo con una compañera que te ama y a quien amas y quien además tiene experiencia en vivir independientemente. Ahora, si las cosas salen mal, creo que puedes volver a casa o mudarte con un amigo. Siempre hay soluciones, pero las oportunidades de vivir la vida en pleno, de amar y de ser correspondido no abundan tanto.

También te aconsejo que, si tu familia aún no conoce a tu novia, la acerques a ellos y permitas que se cree un vínculo antes de darles la noticia. De esta manera, ellos se quedarán más tranquilos.

Eso sí, la planificación familiar es importante. Salvo que quieran iniciar una familia tan pronto, les aconsejo que conversen sobre los métodos anticonceptivos que les permitan disfrutar su vida de pareja sin sustos ni preocupaciones. ¡Alas y buen vuelo!

‘Tengo todo, lo que me falta es amor’

Tengo 26 años, tengo todo lo que un ser humano pueda tal vez querer: trabajo, dinero, estudios, conocimientos, familia, salud... pero sabes, lo que no tengo es amor. Me siento sola. Estoy enamorada de alguien imposible: él ama a otra chica, no me lo ha dicho pero lo sé, por todo lo que hace. Hubo una oportunidad en que hablamos y me dijo que no dejaba de pensar en ella. Éramos compañeros, lo conocí en 2010 y me enamoré de él. Somos amigos, he estado a su lado en los peores momentos de su vida y me he preocupado por él, le he ofrecido mi ayuda incondicional siempre. Hasta hace una semana estábamos en contacto casi a diario, pero ya no puedo más con lo que siento, así que he decido no llamarlo y tratar de no pensar en él. El problema es que no puedo. Toda esta semana mi vida ha sido triste, me siento sin ganas de nada... pienso en llamarlo, pero luego me detengo y digo que no lo haré. Estoy triste, no puedo dejar de pensar en él. Quisiera hacer tantas cosas, pero siento que no puedo, la soledad me invade. Hasta ahora, todos mis planes están sólo en eso, en pensamientos, sueños, ilusiones y nada más. Me siento un fracaso, no consigo levantarme de esta depresión.Claro que estoy trabajando y estudiando, aunque te confieso que en mis estudios estoy re mal, creo que me he convertido en una mujer mediocre... No sé qué hacer. Angie

Querida Angie: soy de la idea de que algunas veces podemos confundir el estar ilusionados con estar enamorados. El estar ilusionado es sentir emoción hacia una idea que no es real. Por ejemplo, la idea de ser novia de alguien que te gusta o el viaje que harás a fin de año. Al contrario, me parece que cuando estás enamorado de alguien, es porque el hecho de estar con una persona y de conocerla ha generado un sentimiento en ti. Bajo esta premisa, ¿te animarías a analizar si es que quizá no lo ames y sólo estés ilusionada?

Cualquiera que sea tu respuesta, el punto es que el muchacho te gusta, así es que yo creo que lo primero que debes hacer es decírselo. Si bien sospechas que el ama a otra, es probable que esto sea solamente una suposición tuya. Así es que te invito a lanzarte y buscar el momento oportuno para contarle lo que sientes y lo que piensas. Este paso es fundamental para que, o empieces una relación con él, o empieces a superarlo de una vez.

Entiendo que todos queremos autorrealizarnos en todos los niveles y que puede ser frustrante no alcanzar el éxito personal cuando el económico y el profesional van de película, pero debemos tener paciencia, mi vida. El frustrarte sólo te llevará a bajar tu rendimiento y tu estado de ánimo. Tienes que ser optimista y entender que todo aquello que tu corazón anhela ya ha sido creado y que llegará en el momento oportuno. Mientras tanto, te toca seguir creciendo, seguir produciendo y aprender todas las lecciones que las buenas y malas experiencias de la vida te dejan.

Todo lo que sucede conviene, amiga mía, así es que fuerza, ánimo y, sobre todo, ¡optimismo!

Tu amigo

Salvador G

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia