Mía

Valeria Silva, diputada suplente: 'No fue fácil para la clase media hacerse parte del proceso'

Tiene 25 años y es la diputada suplente más joven del país. Valeria Silva representa a La Paz por el MAS en la Asamblea Plurinacional y considera que su aporte en la arena política es hacer que los jóvenes de clase media se sientan representados con el proceso de cambio.

Valeria Silva. Foto. Luis Salazar

Valeria Silva. Foto. Luis Salazar

La Razón (Edición Impresa) / Liliana Aguirre / La Paz

00:00 / 10 de septiembre de 2015

¿Cómo llegas a ser diputada?

Todo comenzó el año pasado cuando se iniciaron las nóminas. Entonces tuve la información de que yo sería parte de la lista del presidente Evo Morales. Esto en base a que él ha querido trabajar de manera más orgánica con la juventud y tener en las filas del (Poder) Legislativo a jóvenes militantes del Movimiento Al Socialismo (MAS). Vengo militando en el MAS desde que tengo 14 años, pero desde una trinchera académica. Es así que me relacioné con personas vinculadas al partido y a la administración del Estado. Ser la primera plurinominal suplente y la más joven de La Paz es una responsabilidad que asumo con mucho orgullo. La verdad es que yo tenía planificada otras cosas para mi vida, pero estoy viviendo procesos más acelerados que me aportan mucho.

¿Qué desafíos has encontrado dentro de la Asamblea Plurinacional?

Muchos, en términos colectivos. Me ha tocado trabajar personalmente con fabriles, vecinos y transportistas. Es decir, de tú a tú. Aquí estamos en igualdad de condiciones, somos como jugadores de un equipo de fútbol, tenemos la misma camiseta y, debemos meter el gol. Trabajamos por lo mismo. Es un reto complejo, pero hermoso, porque se necesita hablar un lenguaje universal con gente que está luchando por la revolución en la que uno también cree. No es un reto fácil porque me ha tocado hacerlo como mujer, joven y de clase media que no es una posición cómoda al momento de entablar relaciones dentro del instrumento (político). No es secreto que no ha sido fácil para la clase media comprometida hacerse parte y sumirse en el proyecto revolucionario del sujeto popular originario, indígena y campesino. Sin embargo, hoy es una realidad.

¿Qué transformaciones ha experimentado tu vida desde que ingresas al mundo de la política?

Pocas y sencillas. El presidente Evo trabaja desde las 04.00 y, como joven se tiene que asumir que la jornada laboral comienza a esa hora. Se tiene que comprender todas las responsabilidades de ello y saber cómo administrar la vida: cómo te alimentas, a qué hora te acuestas, a qué dedicas tu tiempo libre. Éste es un reto personal al que no estaba acostumbrada. Es un cambio absoluto porque yo antes era un ser anónimo. Me conocían mis profesores, mis compañeros y familia. Hoy, en mi espalda hay una responsabilidad más grande que es llevar el nombre del presidente Evo y del proceso de cambio. Cualquier cosa que vaya a hacer está ligada a mi partido y mi gobierno que es sinónimo de mi país. Esta experiencia te tambalea el piso, porque hay muchas cosas que no sabes cómo las vas a manejar. Sé que ‘a mis 25 años tengo la oportunidad de construir un alma templada’ para asumir los retos.

Te declaras feminista. ¿Qué temas ligados a las mujeres tienes en tu agenda política?

Ahora tengo un poco más ampliada mi visión de la coyuntura sobre el feminismo, mujeres e igualdad. La agenda que tenemos como país es de avanzada, de vanguardia. Nadie puede creer que hayamos llegado a la paridad y a la alternancia de manera obligatoria y sin necesidad de pagar multas. En otros países, por ley tienes la obligación de presentar la lista del partido con paridad y alternancia, pero si no lo haces pagas una multa y ya está. Así se vuelve simplemente retórica. Acá, (en Bolivia) hay una Cámara de Diputados con más del 50% de mujeres y una de Senadores con el 49% de mujeres. No se puede hablar de mujer solo en calidad de género y órgano sexual. Hablamos de mujer desde una identidad política que ha sostenido el país en toda su historia y que ha sido encubierta. Como dice Julieta Paredes: ‘incluso por dentro de las organizaciones políticas mixtas de hombres, las mujeres estaban encubiertas detrás del liderazgo del varón’. En estas cámaras no hay mujeres solo por llenar las listas, sino porque están liderando el movimiento fabril, campesino, indígena y también la opinión pública o corrientes por dentro de la organización. Esto tiene un reflejo que se traduce en la despatriarcalización, traduce en la despatriarcalización.

¿Es difícil hacer política para una mujer joven?

Sería falso plantear que todo es maravilloso dentro del campo político. Me ha tocado que no me dejen entrar al hemiciclo, porque soy joven y no creen que sea diputada. En debates políticos, gente que tiene el doble o triple de mi edad me dice: ‘Cuando hagas la mitad de lo que yo he hecho me hablas’. Evidentemente, la respuesta que doy no es una falta de respeto generacional, sino que cuando generas un proceso necesitas hablar de igual a igual. Tienes profesores, maestros y guías en tanto y cuando te otorgan el respeto que te mereces como mujer y joven. El paternalismo en la política sigue siendo típico. Estamos luchando desde adentro contra eso. Yo tengo la misma voz que un hombre que ha militado 40 años; si no les gusta ni modo, van a tener que aguantarse.

¿Cuál es tu aporte para cambiar esas estructuras?

Sucede que te quieren imponer una agenda por ser mujer y joven. Es algo que en un principio no tenía la conciencia de pelear. (Hoy) me doy cuenta de que no me la pueden imponer ni obligarme a hablar solamente de lo que se refiere a jóvenes y mujeres. Ser joven y mujer en política no te limita. Por ejemplo, estoy comenzando a trabajar en la comisión de investigación de la privatización. Por eso siento las bases del debate alrededor de lo económico o alrededor de la geopolítica y busco romper el cliché de que solo puedo hablar de algunos temas. Donde más puedo ayudar es en la autoidentificación de gente que reconoce el proceso y sus grandes avances. Sé que muchos y muchas jóvenes al verme dentro del campo político saben que hay más oportunidades para ellos en el marco de la revolución del país.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia