Mía

Verduras y frutas para hacer

Los sellos artesanales, además de servir como terapia, ayudan a que los chicos sean más creativos

Terapia para niños

Terapia para niños Foto: Luis Salazar

La Razón (Edición Impresa) / Erika Ibargüen A.

00:00 / 12 de febrero de 2015

Elaborar  sellos artesanales tallando verduras y frutas, así como utilizar especias como la canela, el clavo de olor, anís, hojas de coca y otros elementos aromáticos y texturas para hacer estampados, ayuda a los niños a desarrollar el sentido del olfato, el tacto, su motricidad y evita que tengan atención dispersa.

El Centro Infantil Caleidoscopio se dedica a difundir el arte y la cultura, pero además tiene espacios donde ofrece ejercicios terapéuticos para niños de 6 a 12 años.

Uno de éstos es la elaboración de sellos artesanales, tallándolos en diferentes formas de acuerdo con las preferencias infantiles. Con la ayuda de un cuchillo, se corta la fruta o verdura de la forma que se desee y luego se la humedece en tintes naturales,  como el agua en que se hirvió remolacha, y se la estampa en un papel.  En el caso del clavo de olor, la canela, la coca y el anís se hace lo mismo, dejando texturas en el papel. “Si a su niño le gusta la naturaleza tallará un animal o un árbol, si prefiere los astros hará una estrella”, expone la especialista en la técnica Ana Barroso.

Lo que se hace inicialmente es hablar con el niño media hora antes de empezar la práctica para conocer cuáles son sus preferencias, gustos e inquietudes. Según ello, se busca una temática y se trabaja en ese sentido. “Los niños que tienen atención dispersa logran mantener su concentración en el trabajo que están realizando hasta lograr el producto final, porque están haciendo algo que les gusta”, asegura.

Se conforman dos grupos, el primero con niños de 6 a 8 años, que es donde se trabaja más con la motricidad, y el segundo, compuesto por pequeños de 9 a 12,  a quienes “se les enseña a manejar las herramientas con cuidado, porque ya usan tijeras y cuchillas para cortar las verduras o frutas”, explica.

Se desarrollan jornadas de tres horas seguidas. “Éstas son suficientes para que puedan distinguir los colores, olores, texturas y ver las posibilidades creativas”, complementa.

Los talleres son los sábados para el primer grupo de 09.00 a 12.00 y de 15.00 a 18.00, para los más grandes. El costo es de Bs 100 e incluye materiales. También se dan clases de  dibujo, cocina, lectoescritura, yoga y otros,  según el interés del pequeño.

Los materiales que se utilizan son reciclables, desde una hoja de un árbol, corchos, bolsas de té, filtros de café, hasta gomas o lápices que ya no se utilizan, el objetivo es enseñarles a cuidar el medio ambiente y a que si quieren hacer algo interesante no necesitan invertir mucho.

1. Estímulo

La práctica estimula los sentidos del oído, vista y tacto y ayuda a tu niño a mantener la concentración.

2. En casa

Realiza la terapia en casa con algunas verduras y frutas. La remolacha hervida te proporcionará un buen tinte.

3. Tarjetas

Puedes cortar una cartulina y colaborar a tu hijo a estampar los sellos en ella para crear una tarjeta o un recuerdo.

Fuente: Ana Barroso - Centro infantil Caleidoscopio (Méndez Arcos N 732 Sopocachi) Niños modelos: Madison Surco, Guillermo Fletcher, Camilo Ossio, Jazmín Arteaga y Aaron Ben Ami, del Jardín  Maternal Despertares (calle 4, Los Pinos 467)

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia