Mía

Verrugas, un secreto que avergüenza

Se transmite con el contacto con la ropa, zapatos o por relaciones sexuales. Existen tratamientos efectivos.

Verrugas,   un secreto que  avergüenza. Foto: centrepodomedic.com y esteticall.com

Verrugas, un secreto que avergüenza. Foto: centrepodomedic.com y esteticall.com

La Razón (Edición Impresa) / Erika Ibargüen Ayub / La Paz

00:00 / 11 de abril de 2013

Las verrugas son pequeños bultos sobre la piel, producidos por un grupo de virus, que pueden aparecer en diferentes partes del cuerpo, incluso en los genitales. Por lo general, quienes presentan estas excrecencias cutáneas sienten vergüenza y las esconden, cuando lo indicado es tratarlas con el especialista.

Lilia de la Torre Navarro, dermatóloga y máster cubana en enfermedades infecciosas, explica a la agencia Prensa Latina que existen cinco tipos de verrugas: las planas, las filiformes, las vulgares, las plantares y las genitales, todas ocasionadas por un virus. El contagio ocurre cuando hay contacto directo con personas que las tienen. Dependiendo del tipo de verruga, puede ser a través del uso de ropa, zapatos y de las relaciones sexuales.

En Bolivia, el dermatólogo Johnny de la Riva explica que “las verrugas ‘vulgares’ se manifiestan sobre todo en los niños y en sus extremidades (manos y pies), mientras que las planas aparecen por lo general en adolescentes y adultos, sobre todo en aquellas personas que tienen las defensas bajas”.

Las más comunes son las plantares, que suelen aparecer a causa de traumatismos o por andar descalzos. “Esto crea un ambiente donde las verrugas se desarrollan a través de cuerpos extraños, son resistentes y necesitan de un tratamiento serio”, dice el médico.

En el caso de la verruga genital, “el causante es un virus DNA llamado Papiloma Humano. Se han aislado más de 70 tipos diferentes, sin completarse del todo su clasificación”, explica De la Torre.

Sobre éstas últimas, De la Riva hace énfasis en que “se debe hacer un tratamiento muy cuidadoso porque pueden ser causantes de cáncer de cuello uterino”.

En los varones suelen localizarse en el pene, el escroto y el pubis, mientras que en las mujeres aparecen en la vulva, el ano, la vagina y el cuello del útero. “Pueden afectar la mucosa bucal”, advierte De la Torre.

El tratamiento habitual se realiza con productos cáusticos. También hay métodos tópicos efectivos (pinceladas y cremas), además de la electrofulguración, la crioterapia y la extirpación, dice la dermatóloga. De La Riva sugiere en ciertos casos en los que las verrugas son más superficiales, un régimen con rayos láser, pero si son internas (genitales), se debe buscar a un especialista para una cura adecuada.

Que la vergüenza no te gane, pues si no te tratas, las verrugas continuarán aumentando en tamaño y cantidad, creciendo también la posibilidad de contagiar a otros.

Verrugas genitales

Es importante acudir al ginecólogo en el caso de las mujeres y al urólogo en el caso de los varones para realizar un tratamiento adecuado y oportuno. De todos modos, este virus queda latente en la piel y no desaparece por completo.

Prevención

Para evitar las verrugas cuida tu higiene personal, acude al médico cuando se detecte alguna lesión en la piel y utiliza condón en tus relaciones sexuales, incluso en parejas estables.

Casos rebeldes

Cuando el tratamiento no funciona, también pueden emplearse inyecciones locales o intramusculares.

Fuente: Johnny de la Riva, dermatólogo y Lilia de la Torre N., dermatóloga, profesora auxiliar y máster en enfermedades infecciosas - La Habana, exclcyt@pera.prensalatina.com y en Educación Médica

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia