Mía

Viajar sola enriquece tu vida

Los viajes suelen planearse entre dos o más personas, pero hacerlo sin compañía puede implicar un desafío y resultar en un disfrute pleno.

Viajar sola enriquece tu vida. Foto: orsmexico.wordpress.com,

Viajar sola enriquece tu vida. Foto: orsmexico.wordpress.com,

La Razón (Edición Impresa) / Liliana Aguirre / La Paz

00:00 / 27 de marzo de 2014

Aventurarse  sola a un viaje no parece una opción para muchas mujeres, pero es una experiencia que puede traer muchos beneficios en diversos ámbitos. Los viajes en familia, con la pareja o los amigos son especiales, pero hacer uno tú sola —tomando los recaudos necesarios— se constituye en una oportunidad que te ayudará a desarrollar destrezas que no creías tener, y hasta puede ayudarte a encontrarte contigo misma.

“Es importante viajar sola, ayuda a descubrirse a una misma, vivimos bombardeadas por muchas cosas y nos olvidamos de que lo más importante somos nosotras; por ello, una experiencia de éstas sirve para compartir con tu propia esencia”, explica la psicóloga Katia Oporto.Su colega Lizette Gallegos coincide e indica que al hacerlo te enfrentarás a situaciones “en las que emplearás todas tus habilidades personales, sociales y de resolución de problemas, a la vez que mejorarás tu capacidad de negociación y administración”.

Una experiencia de este tipo implica madurez personal para aprender a resolver situaciones y ser independiente, por ejemplo, al momento de administrar tu dinero.

“Al viajar sola adquieres independencia, ya que te haces totalmente responsable de ti misma al explorar idiomas, costumbres y lugares diferentes. Desarrollas la habilidad de discriminar en quién sí y en quién no confiar permitiéndote autonomía en las decisiones que vayas a tomar”, arguye Gallegos.

Otro aspecto que resaltan las especialistas es que cuando se viaja sola se desarrolla un mejor desenvolvimiento con terceros, se conoce lugares y florece la vocación del disfrute. “Aprendemos a estar mucho más atentos y nuestro cerebro recibe bastantes estímulos porque nos movemos en un espacio desconocido”, agrega Oporto.

Precauciones

Una vez asumida la decisión, recuerda tomar ciertas precauciones; una opción puede ser viajar bajo la guía de una agencia especializada, pero lo más importante es que alguien de tu círculo sepa cómo y dónde ubicarte.

Además, “al estar sola no busques relacionarte con personas en una fiesta, no comentes tu estado financiero con desconocidos, elabora un plan de ruta y procura seguirlo. Siempre ten una manera de comunicarte con la Policía”, sugiere Gallegos. Por si enfermas, es recomendable llevar un botiquín con lo básico, añade Oporto.

Otros consejos que hacen ambas especialistas son: una viajera debe cuidarse de no ir a sitios peligrosos y desenvolverse en el circuito turístico donde haya más gente que está en el mismo plan. No se debe confiar a la primera en desconocidos, aunque tampoco se trata de viajar con paranoia o negatividad. “Si realizamos paseos a solas hay que tener el cuidado de estar rodeada de personas, que si bien son ajenas están en nuestras mismas condiciones”, acota Gallegos.

Y cuanto más sola estés, incluso podrías resolver problemas internos. “Podemos trabajar en silencio para conversar con nosotras mismas y hacer una retrospectiva de nuestra vida, agradecer por todo lo que pasamos, proyectar el futuro y disfrutar del viaje”, enfatiza Oporto.

  • Independencia

La satisfacción de viajar te permite reinventarte y sentir plenamente la sensación de libertad, de estar al mando de ti misma y conocer un nuevo lugar.

  • Desafío

El viajar sola templa tu carácter porque es un reto ganarle a tus miedos. Debes leer e investigar mucho antes de partir y respetar la cultura local para una experiencia satisfactoria.

Fuente: Lizette Gallegos y Katia Oporto, psicólogas.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia