Mía

Cómo adaptar a un gato callejero a tu hogar

Si adoptas a un felino que anduvo en las calles dale tiempo para su adaptación y llévalo a un veterinario para vigilar su salud

La Razón (Edición Impresa) / Andrea Azcui A.

00:00 / 12 de febrero de 2015

Si decides  criar a un gato callejero habrá una serie de factores que determinarán que su introducción a la vida familiar sea o no exitosa. Pero como requisito básico debes empezar por vacunarlo y esterilizarlo para prevenir muchos problemas.

La adopción también dependerá de cuál haya sido su situación de calle, ya que puede tener algunos traumas de maltrato.

“Para que él no se sienta encerrado debemos dejarlo explorar, olfatear y familiarizarse con el nuevo entorno. De seguro buscará un lugar desde donde pueda observar todo lo que acontece a su alrededor, una vez que haya escogido dicho lugar podemos aproximarle su caja de arena, su plato de agua y de comida, para que sienta que la nueva situación le es favorable”, explica la veterinaria Mariana de la Peña.

Se recomienda no presionarlo ni esperar ganar su cariño inmediatamente, ya que el gato es un animal bastante desconfiado y cuidadoso, por tanto necesita tiempo.

Lo primordial para adoptar a un minino callejero es llevarlo primero al veterinario para evaluar su estado de salud, desparasitarlo y aplicarle las vacunas básicas (Triple felina y antirrábica) que prevendrán las enfermedades más comunes entre los felinos. también es favorable esterilizarlo pues así se evitará que vuelva a las calles y su carácter se tornará más dócil.

“Se lo debe asear con algún producto que tenga un componente que elimine parásitos (pulgas y garrapatas). En caso de que tenga enfermedades de la piel, el especialista recomendará algo específico”, precisa el veterinario Gustavo Villarroel.

Sin embargo y a pesar de todos los esfuerzos que hagas debes saber que si el gato ya es mayor siempre existe el riesgo de que huya y vuelva a las andanzas.

Un minino afortunado

Rescate

Pato fue encontrado en la esquina de un mercado cuando su ahora papá, Antonio Titichoca, lo salvó de un perro que le lastimó el cuello.      

Abandono

El animalito no tenía dueño y no parecía tener más de dos meses. Antonio decidió cobijarlo y convertirlo en un miembro más de su familia.

Suerte

Lo llamaron Pato porque cuando lo hallaron era pequeño e indefenso como un ave. Ahora tiene dos años y medio y es muy consentido.

Envía la foto de tu mascota y su historia a los correos: [email protected] o [email protected]

Fuente: Mariana de la Peña (Veterinaria SERVIVET calle Tomás Monje, esq. calle 17 de Obrajes Cel. o Whatsapp 765 20 007) y Gustavo Villarroel (Av. El Trompillo No. 300 sobre el segundo anillo / 75565052 Santa Cruz)  Fotos:  http://blogspot.com/

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia