Mía

Moda nacional con consciencia ética

Desde hace casi dos décadas, la reutilización se ha convertido en una alternativa dentro del movimiento internacional de moda ética, que promueve la producción y el consumo conscientes para hacer frente al problema ambiental y los derechos laborales.

La Razón (Edición Impresa) / Mary Carmen Molina

00:00 / 22 de enero de 2018

Cuando estudiaba Diseño de Moda en Buenos Aires, vivía al frente de fábricas de ropa. Volvió a Bolivia y trabajó en una empresa textil. A través de estas experiencias, Naira Sandoval conoció de cerca los procesos industriales de la producción de prendas. “El excedente de tela en la fabricación de indumentaria es basura: cuellos, sisas, todo lo que no se confecciona se bota.”

Esta realidad impulsó a Sandoval a diseñar reutilizando materiales. Comenzó en 2009 creando objetos y prendas con plásticos desechados, como teclados de computadora, casetes y bolsas de leche. Luego, con su marca Zafar comenzó a hacer bolsos de tela de jean con las partes que no le servían a otro diseñador que elaboraba shorts a partir de pantalones. Hoy, reconfecciona y borda canguros de algodón, camisas, chamarras y faldas de segunda mano.

Desde hace casi dos décadas, la reutilización se ha convertido en una alternativa dentro del movimiento internacional de moda ética, que promueve la producción y el consumo conscientes para hacer frente al problema ambiental y los derechos laborales. En este panorama, Valeria Wilde, diseñadora y propietaria de ZEF, elabora prendas a partir del upcycling, proceso que recupera y transforma materiales para darles un nuevo valor. Su materia prima: la ropa usada.

“Hago upcycling de deconstrucción, que es tomar prendas, desarmarlas y crear algo nuevo. La idea es que se note que las partes de un diseño vienen de varias prendas diferentes”. Para su colección de kimonos reempleó pañuelos de seda, a los que combinó con vestidos, batas, chaquetas, mantas de chola y saldos de telas.

Lo que comenzó como un hobby es hoy un proyecto de moda sustentable que, a través de piezas artísticas y exclusivas, abre camino a la reflexión sobre el consumismo y otras consecuencias del desmedido ritmo de la industria textil, propone Wilde.

Con una búsqueda creativa similar, Claudia Pérez, diseñadora de la marca de tejidos Aywira, creó una línea vintage de blusas y vestidos confeccionados de pañuelos y corbatas de seda de segunda mano. Junto a su socia, Marcia Dávila, encamina una producción original y artesanal, a través de la estrategia de la reutilización.

Para Pérez, trabajar en sintonía con tendencias y movimientos del mundo contemporáneo de la moda ética es positivo. “La ropa usada puede ser una oportunidad económica para proyectos creativos y artísticos”. Como productora, piensa que la reutilización es un camino posible, en un contexto nacional en el que por las condiciones impositivas y las leyes laborales vigentes “es difícil producir desde cero y desarrollar toda la cadena”.

Fotos: Isabel Ríos para ZEF, Sergio Del Llano para Zafar y Claudia Pérez para Aywira Vintage.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia