Mía

Síndrome premenstrual, ¿lo reconoces?

Lo importante es honrar nuestros ciclos. Se puede comparar con el otoño, con vientos que lo desordenan todo y que limpian el ser para la siguiente fase: la menstruación.

Cómo reconocer el síndrome premenstrual.

Cómo reconocer el síndrome premenstrual. Foto: Internet

La Razón (Edición Impresa) / Paula Jordán R.

00:00 / 05 de noviembre de 2018

Si has notado que unos cinco días antes de tu menstruación te da más hambre de lo normal y te sientes irritable, puede que estés experimentando el famoso pero poco conocido Síndrome Premenstrual (SPM).

“El SPM es una combinación de síntomas físicos y emocionales que muchas mujeres sienten después de la ovulación y antes del inicio de su periodo menstrual. Según algunos investigadores, el SPM aparece los días posteriores a la ovulación debido a que los niveles de estrógeno y progesterona comienzan a caer de manera dramática si no estás embarazada. Los síntomas de SPM desaparecen unos días después de que comienza el periodo menstrual de la mujer y los niveles de hormonas comienzan a subir”, dice la página de Women’s Health, del departamento de Salud de EEUU.

Los síntomas físicos son: inflamación o sensibilidad en los senos, calambres, hinchazón y menor tolerancia a la luz. Entre los síntomas emocionales y mentales se experimenta: irritabilidad o comportamiento hostil, cansancio, problemas para dormir (mucho o poco), atracones, problemas para concentrarse o para recordar las cosas, tensión, ansiedad, depresión y menor interés en el sexo.

Según estudios, tres de cada cuatro mujeres aseguran que tienen SPM en algún momento de su vida.

Pero no todo es negativo en esta fase denominada “lútea” (desde la ovulación hasta el día antes del periodo) asociada con la introspección.

“Hay evidencias científicas de que antes de la menstruación se activa más el hemisferio cerebral derecho, el relacionado con la intuición y todos los sentidos se agudizan. Muchas mujeres tienen sus mejores ideas antes de la menstruación y se sienten más conectadas con su dolor personal y el dolor del mundo, y son más propensas a llorar”, se explica en soymino.wordpress.

Lo importante es honrar nuestros ciclos. Se puede comparar con el otoño, con vientos que lo desordenan todo y que limpian el ser para la siguiente fase: la menstruación.

Con datos de: www.espanol.womenshealth.gov y soymino.wordpress.com

Fotos: internet

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia