Mía

Esa colita se puede quitar

¿Quieres un perro con cola pequeña? Antes toma en cuenta las funciones que tiene en la vida del can.

Mi mascota. Foto: www.blogspot.com

Mi mascota. Foto: www.blogspot.com

La Razón (Edición Impresa) / Iblin Linarez / La Paz

03:16 / 10 de enero de 2013

No habla, pero para expresarse tiene la cola. Quizás no lo sepas y antes de mandarle a cortar la colita de tu perrito para que se vea más adorable, debes tomar en cuenta que esa extensión de la columna vertebral les sirve para equilibrarse y, sobre todo, gracias a ella puedes darte cuenta de sus emociones.

Si bien, como explica la veterinaria Carol Aguilar, “usualmente es a los perros de pelea, como los pitbull, que se les corta la cola, algunos amos lo hacen por estética”. Sin embargo, debes tomar en cuenta algunos aspectos antes de optar por una cirugía: Primero, que no sea traumática, y segundo, recuerda que te privarás de esa alegría de ver a tu mascota menear su colita cada vez que te vea.

Las precauciones

Según Aguilar, “lo aconsejable es cortar la colita el primer mes de vida del perro; más tarde es traumático y doloroso por la cicatrización, pues la vena caudal de la cola comienza a hacerse más gruesa, sin importar la raza. Todo depende del dueño”.

Una cirugía de este tipo puede costar entre 20 y 60 bolivianos. Todo depende de la raza, la edad de tu perro y el lugar donde prefieras que se le haga esta pequeña intervención que no necesita internación, porque cicatriza en siete días. Después de este lapso se le quitan los puntos donde la curación ya está completada.

El zoólogo, antropólogo y escritor británico Desmond Morris asegura que el movimiento de la cola expresa un estado conflictivo en el que el animal se siente atraído, simultáneamente, en dos direcciones. Por ejemplo, si duda entre irse o quedarse; entre atacar o ser amistoso.

La cola es parte de la columna vertebral y es muy sensible. Si tu perro sufre algún accidente en la cola, “es recomendable enyesarla, pero si ha perdido piel en la misma, es mejor cortarla porque una curación sería muy dolorosa y comenzaría a gangrenarse”, asegura Aguilar.

Como en todo, hay excepciones. Razas, como los terrier, tienen la cola muy corta, con tres o cuatro vértebras, y hay otras que nacen sin ellas. Ningún caso es un problema para el desarrollo del can.

Información: Carol Aguilar de veterinaria ‘Sasquatch’ y elmundodelperro.net.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia