Mía

40 y 20, compleja diferencia

En criterio de los especialistas, dos, tres y hasta cinco años de diferencia no hacen mucho; diez o más pueden representar un conflicto entre muchas parejas.

40 y 20, compleja diferencia. Foto: Ignacio Prudencio

40 y 20, compleja diferencia. Foto: Ignacio Prudencio

La Razón (Edición Impresa) / Erika Ibargüen / La Paz

12:00 / 03 de marzo de 2016

Tener una pareja más joven no es un impedimento para el amor, sin embargo es posible que se torne en una relación compleja. Como en cualquier vínculo amoroso no faltan problemas, pero la considerable diferencia de edades puede ahondar las dificultades, más allá de las críticas y los aplausos de ajenos.

Una mujer mayor que enamora con un muchacho es blanco de prejuicios sociales, lo mismo que si una joven se involucra con un hombre de edad avanzada. A la inversa, una “hazaña” de este tipo es digna de ser celebrada entre los varones.

Mediante un sondeo, Mía recogió algunas de las expresiones que se usan para referirse a las mujeres en ambos contextos. “A esa doña le hacen el favor” e “interesada” son, respectivamente, las frases que con mayor frecuencia se emplean. En cambio, un hombre que sale con una chica mucho menor que él es “la envidia de los amigos”.

Aunque siempre hay excepciones; en criterio de los especialistas, dos, tres y hasta cinco años de diferencia no hacen mucho; diez o más pueden representar un conflicto entre muchas parejas.

Los problemas suelen darse por la falta de madurez de parte de la persona de menor edad, particularmente por la diferencia de preferencias y puntos de vista y, en algunos casos, incluso por el estado físico y la imagen.

En el sondeo de opinión realizado a un grupo de mujeres y hombres de entre 25 y 45 años, la mayoría opina que si no son muchos los años de diferencia la relación podría funcionar. Otros creen que la edad no es un obstáculo para que dos personas estén juntas “si hay cariño sincero y nada de interés”. “A veces encuentras el amor soñado en alguien mayor o menor que tú”, dijo otro.

La psicóloga Elizabeth Ordóñez recuerda que hace décadas era común que los padres de familia arreglen los matrimonios de sus hijas con hombres mayores: ellos, proveedores, y ellas, amas de casa. “Hoy, los varones tienden a involucrarse con muchachas jóvenes para tener a quién impresionar”.“Les gusta oír que tienen una charla interesante, algo que no conseguirían con chicos de su edad, y de allí nace el encantamiento que normalmente no dura mucho tiempo”, advierte la también terapeuta de parejas.

De acuerdo con Ordóñez, lo aconsejable es que las parejas se formen dentro de un mismo rango generacional (cinco años más o cinco menos) para que la relación sea funcional y ambos compartan intereses comunes, además de experiencias similares.

Sheyla, una de las encuestadas, cree que el mayor conflicto a presentarse si la diferencia de edad es mucha es la falta de madurez, que va de la mano de la responsabilidad.

Para otros, “los 40 y 20”, de un lado o del otro, pronostican problemas. Según Carlos, otro consultado, el no compartir ciertas actividades con la misma energía, el confluir en círculos de amistad diferentes y el tener distintas prioridades de vida puede acarrear peleas. En su criterio, “hay esposas muy jóvenes que han terminado de enfermeras de sus maridos de más de 70”, esto las lleva a “renunciar a una parte de su vida”.

El psicólogo Óscar Urzagasti sostiene que las parejas con edades contemporáneas tienen temas comunes y proyectos de vida similares, porque experimentan la misma etapa. “A partir de los 18 años, la diferencia de edades se vuelve cada vez menos evidente y con los años, salvo excepciones, vuelve a notarse”, reflexiona el profesional.

Una mujer de 30 años con un hombre de 50, para muchos de los consultados, resulta ser una buena opción, dado que ellas maduran antes. Daniela opina que la diferencia de edad entre dos puede ser beneficiosa, ya que los hombres maduran más tarde que las mujeres. “En mi caso, nunca me pude entender con chicos de mi edad, por ello mis parejas siempre fueron mayores con más de cinco años”.

Alí, por su parte, cree que más allá del amor, los problemas más frecuentes se empiezan a manifestar cuando el más joven quiere ir a bailar, pasear con amigos o viajar, y el otro prefiere quedarse en casa porque ya pasó esa etapa.

Ahora, si ella le lleva a él unos tantos años, el vínculo parece no augurar un final feliz. Urzagasti menciona que la presión social sobre la mujer es muy fuerte y casi insostenible para ambos por las críticas a la mujer y las burlas al hombre.

“Otro tema a considerar es si la persona mayor tiene hijos de relaciones pasadas”, advierte Ordóñez.

Una característica que las mujeres aprecian en los hombres es la protección, tal vez por ello buscan parejas mayores. Al respecto, la psicóloga considera que esta expectativa se debe a que no tuvieron una imagen paterna o, en el caso de los hombres, una imagen materna, y sienten la necesidad de sentirse amados, mimados y protegidos. En este tipo de casos, lo recomendable es buscar ayuda de un especialista.

La relación parental, como lo plantea Berth Hellinger en Constelaciones Familiares, es una relación vertical. “Los padres dan”, dice. En cambio en la pareja, es horizontal, es un dar y recibir.

  • Biológico

Considera que al paso de los años el rendimiento sexual masculino decae y el femenino va en aumento, según varios portales como Boston Medical.  

  • Críticas

Suele ocurrir que cuando la mujer es mayor, ninguno quiere hacer público el noviazgo. Evitan salir a lugares públicos y en algunos casos, ni siquiera se los presenta a la familia por temor al rechazo.

  • Imagen

Las mujeres, más que los hombres, temen envejecer. Por eso, ser mayor que un varón en la pareja puede generar estrés en el cuidado de la belleza y debilitar la autoestima femenina.

  • Celos

En muchas parejas los celos son comunes. Sin embargo, en una relación con una diferencia de edades evidente, la persona mayor puede sentir celos exacerbados cuando ve a su cónyuge relacionarse con sus pares contemporáneos.

Fuentes: Elizabeth Ordóñez y Óscar Urzagasti, Psicólogos.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia