Mía

10 consejos para ser una suegra de en sueño

Evitemos meternos en la vida de pareja de nuestros hijos, pero sin dejarlos desamparados.

10 consejos para ser una suegra de en sueño.

10 consejos para ser una suegra de en sueño.

La Razón Digital / Andrea Azcui y Miguel Vargas / La Paz

00:00 / 30 de julio de 2015

Siempre  se ha visto a las suegras como aquellos seres perversos que hacen sufrir a la pareja, pero eso es pura mala publicidad: una suegra puede ser un gran apoyo para la nueva familia.

Evita que tu yerno o tu nuera te tengan en un mal concepto dejando de lado algunas actitudes típicas que se adoptan cuando tu hijo decide conformar su propia familia. Esto ayudará a consolidar su estabilidad en la vida futura y una convivencia feliz.

Los psicólogos Elizabeth Ordóñez y Juan José Vargas nos recomiendan  algunos tips para ser la suegra a la que todos quieren.

1. Vocabulario

El primer paso para ser una buena suegra implica el olvidarte de las palabras “deberías” y “tendrías” para usarlas con el yerno o la nuera. Tanto el hijo como la pareja son personas autónomas que toman sus propias decisiones. Habla siempre con cortesía y deja de lado la ironía.

2. Empatía

Aprende a colocarte en el lugar de la otra persona. Como madre siempre vas a buscar lo mejor para tus chicos; por eso mismo, debes recordar cómo fuiste tú cuando tenías su edad para tratar de entender sus acciones. Así verás sus problemas con una óptica diferente.

3. Nietos

Como abuela no debes intervenir en la educación ni hacerte decir mamá o papá con los pequeños, pues se estaría rompiendo la estructura familiar. Los abuelos deben ser fuente de afecto y apoyo para los nietos, los padres son los responsables de su educación.

4. Elección

La pareja de tu hijo  debe gustarle a él, no a ti. Las medias naranjas de tus retoños no siempre cumplirán tus expectativas de idealización. Por eso, lo más sabio es dejar que ellos tomen sus propias decisiones. Aprende a ser dichosa viendo a tu hijo feliz con sus decisiones.

5. Soledad

Cuando sientes que te afecta la partida de tus hijos, la Psicología lo llama Síndrome del nido vacío. Siempre hay que estar preparado ante la idea de que algún día dejarán la casa. Generará duelo, sí, pero es sobrellevable. Si tratas de evitar que se marchen, les harás mucho daño.

6. Decisión

“El casado casa quiere”, afirma el dicho popular y es muy sano que vivan solos, pero si aún no es posible y la nueva pareja no limita tus intervenciones, hazlo tú. Cuando des sugerencias, que sea precisamente eso: solo ideas para solucionar algún inconveniente; no impongas.

7. Celos

Imagina que el corazón se divide en diferentes parcelas: el que un hijo o una hija se casen no significa que deje de quererte como mamá, así que no tomes a la nuera o al yerno como rival de sentimientos, ya que son amores totalmente distintos. Hacer comparaciones es infantil.

8. Adiós a los ex

Generalmente se alaba a quien se fue solo porque no se quedó. Si quieres una buena relación con el yerno o la nuera jamás hables de las exparejas de tus vástagos, ya que esto es muy dañino para su relación actual y únicamente ganarás desprecio, incluso de tu propio hijo.

9. Violencia

Enséñales desde antes a tus hijos a no eludir o escapar de sus problemas de pareja, aliéntalos a solucionarlos. Pero si existiera algún tipo de violencia, sí se debe intervenir inmediatamente para frenar esta situación, sea que la agresión vaya contra tu hijo o la ejerza él.

10. Apoyo

Habla con tus hijos sobre qué futuro es el que quieren y adviérteles sobre lo que puede suceder, claro, sin entrometerse. Si bien los hijos deben aprender solos, es un error hacerlos sentir desamparados por el hecho de su enlace. Jamás digas: “para qué te casaste, bien hecho”.

Fuentes: Elizabeth Ordóñez (terapeuta familiar, [email protected]) Juan José Vargas (Psicólogo, [email protected])

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia