Mía

Un cuidado ‘de pelos’

Si llevas un corte al ras, tus aliados son el champú y la gorra. Y si eres calvo, el  jabón antibacterial y el protector solar.

Un cuidado ‘de pelos’. Foto: Dreamstime

Un cuidado ‘de pelos’. Foto: Dreamstime

La Razón (Edición Impresa) / Andrea Azcui A. / La Paz

00:00 / 10 de septiembre de 2015

Una de  las mayores preocupaciones masculinas frente al espejo es la pérdida de cabello. El ver diariamente cientos de pelos en la almohada vaticina una calvicie. Por eso, muchos hombres optan por raparse. Como fuera, rapado o calvo, el cuidado debe ser mayor, porque la piel de la cabeza queda expuesta.

Si tu situación está peliaguda y optaste por cortarte el cabello al ras sigue las recomendaciones de Claudio Idio, quien aconseja que lo hagas en un lugar limpio, donde los instrumentos estén esterilizados. Idio prefiere el uso de máquinas en este procedimiento, considera que las navajas pueden lastimar. “No se puede jugar con el cuero cabelludo, es un área muy sensible”, dice el estilista.

A diferencia de Idio, su colega Rómulo Tito incluye la navaja. “Primero se quita el cabello con una máquina afeitadora. Luego, se aplica espuma o jabón de afeitar y se corta con navaja. Este corte debe hacerlo un profesional con los utensilios desinfectados. Tras afeitar es importante aplicar un jabón antibacterial”. El toque final es igual al que se realiza con la barba, cerrar los poros. Si lo resistes usa alcohol o perfume, o bien, crema para después de afeitar.

Para asear el cuero cabelludo de un rapado, la dermatóloga Virginia Guzmán indica el champú o jabón líquido antibacterial. Y recalca no olvidar usar gorras o sombreros para proteger la cabeza de los rayos del sol, pues el pelo es demasiado corto para proteger la piel.

Si buscas un estilo que adorne tu rapado, la tendencia es el corte Mohicano, “que consiste en dejar una tira de cabello en la parte central, desde la frente hasta la nuca y rapar los costados”. Otro tip es formar, con el mismo cabello, dibujos como una pelota de fútbol, tribales o las iniciales de un nombre, entre otros, señala Tito.

En caso de que el adiós al cabello sea definitivo, tu rutina será diferente. Considera que aunque seas calvo, las glándulas sebáceas siguen trabajando y si no atiendes tu higiene, quedarás brillando y siendo blanco de quemaduras, manchas e irritaciones.

Lo indicado y más práctico es que extiendas los cuidados faciales a toda la cabeza; la piel del cráneo es delgada y sensible, y sin pelo queda directamente expuesta a todas las inclemencias del tiempo como el frío, calor, viento, polvo, sol. Por tanto, requiere de atenciones igual que la piel del rostro, según el portal Mens Health.

Para hidratar y cuidar la calva puedes utilizar un champú hidratante o usar un champú y luego hidratar con cremas especiales la piel de esa área. Y si estarás expuesto al sol, no olvides aplicarte protector solar.

Fuente: Virginia Guzmán (Dermatóloga, Av. 6 de Agosto esq. Cordero, Edif. Mercurio 4to Piso. Tel: 2432396) /  Rómulo Tito (Estilista peluquería Mecha a Mecha Edif. Cámara de Comercio PB / Claudio Idio (Estilista, peluquería Claudio Idio, Calle 17 de Calacoto frente al hotel Casa Grande) y el portal: www.men’shealt.com FOTOS:  kafecitos.net,  i.ytimg.com

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia