Mía

Una despedida de soltera inolvidable

La personalidad de la novia es capital para un festejo original. La fórmula ganadora: combina juegos con erotismo

Trucos para una despedida de soltera

Trucos para una despedida de soltera Foto: Archivo

la Razón / Miguel Vargas / La Paz

00:00 / 05 de enero de 2012

Olvida las  despedidas tradicionales y organiza una velada sorprendente. Eso sí, ten en cuenta que más que divertirte tú, debe ser algo inolvidable para la novia. Por eso, antes de contratar a un stripper o hacer una broma pesada, debes estar segura de que lo preparado será del agrado de la agasajada. “Se puede optar por una fiesta seria y clásica o por una más atrevida, esto debe estar sujeto a la personalidad de la novia”, aclara Mabel Arena, experta en eventos.

Las mujeres suelen divertirse más con asuntos picantes e imaginativos, por lo que trata de incluir siempre algún juego para romper el hielo. Puedes preparar la comida con motivos eróticos, hacer algunos regalos creativos relacionados con el novio o, lo que hoy está de moda: realizar un tour de boliches donde las amigas, en grupo y bien caracterizadas, recorren tres o cuatro diferentes discotecas para bailar y tomar unos cuantos drinks. A continuación, algunos tips para garantizar la diversión.

Pregúntale a tu amigo gay

Hola Salvador, un saludo cordial y éxito en este nuevo año que se inicia. Ayúdame, no sé cómo, pero no dejo  de pensar, con  la esperanza clavada en mí,  que un día estaremos bien con mi esposo. Ya no sé si me quiere, pero con su actitud,  pienso que no. Yo lo amo, y esa esperanza no me deja avanzar. Ya sufrí dos infidelidades. Hace seis años que estoy agobiada. Recién ha admitido que la primera relación fue un error, pero la segunda dice que “fue una amistad muy íntima de amor”, yo no entiendo eso... Yo me saldré de la casa donde formamos un hogar. Él vive y trabaja en La Paz, mis hijas y yo vivimos aquí en Sucre. Quiero que me ayudes  a salir adelante con esta decisión nueva. Consciente estoy de que todo está en la mente y que debo tomar actitud, pero no puedo, algo pasa en mí que no puedo. Soy muy fuerte, sé que puedo salir adelante, aun con la dependencia económica de mi esposo.

Marita H.

Querida Marita: en primer lugar, debo decirte que admiro el valor que tienes para compartir esta difícil situación que estás viviendo y, sobre todo, para enfrentar tu futuro con valentía. Que digas que eres fuerte y que estás segura de salir adelante, ya es una respuesta. Y esto es muy bueno.

El mantener una familia unida a pesar de la distancia es muy difícil y, para ello, el esfuerzo debe ser de dos. Si uno falla, el camino se hace cuesta arriba, con el riesgo de que las penurias sean cada vez mayores, y no sólo para ti sino también para tus hijas.

Tremenda responsabilidad la de aconsejarte. Pero como tú misma pones las cartas sobre la mesa y estás decidida a jugar una partida, sin miedo, me animo a hacerlo. Sobre todo porque veo que lo único que hace falta es alimentar un poquito tu autoestima.

Por lo que me cuentas, tu esposo admite las infidelidades; pero rodeándolas de excusas y de argumentos como para confundirte.

No creo en eso de exigir de la pareja una perfección absoluta; pero sí en la honestidad a la hora de admitir que se  ha fallado y, sobre todo, de comprometer respeto, sentimiento indisoluble del amor. Y no sé si tu esposo ha asumido esta actitud. Intuyo que no. Por tanto, mi pregunta es: ¿hasta dónde estás dispuesta a ceder y comprender? ¿cuánto más quieres soportar?

Si has decidido romper la relación, por favor hazlo de manera que legalmente estén protegidas tú y tus niñas. Tu esposo tiene obligaciones que afrontar y esto va más allá de orgullos e infidelidades.

Marita, el mundo no se termina con un esposo que se va. Menos para una mujer que se ama a sí misma. Te admiro y te deseo lo mejor.

Fuentes: Mabel Arena, de Arena Eventos, Cochabamba

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia