Mía

¿Le digo qué quiero de regalo?

Las mujeres adoran visitar tiendas para buscar un obsequio que sea perfecto y útil.

Las mujeres adoran visitar tiendas para buscar un obsequio que sea perfecto y útil. Foto: Internet

Las mujeres adoran visitar tiendas para buscar un obsequio que sea perfecto y útil. Foto: Internet

La Razón / Miguel Vargas Saldías / La Paz

00:00 / 14 de marzo de 2013

Cuando lo que uno más desea es un iPhone mini negro, ella te regala por el Día del Padre un juego de tres toallas suaves y funcionales color plomo (porque no se ensucia tan rápido) y que además tiene la certificación de que se trata de un producto amigable con el medio ambiente y de que ningún niño ha trabajado en su fabricación. Ella está con su sonrisa de oreja a oreja y no sabes cómo disimular. ¿Cómo evitar que esta situación se repita?

Antes que nada, reconoce también que alguna vez pensaste en regalarle a ella una plancha o una licuadora, e incluso —sería imperdonable— lo hiciste. “Los hombres y las mujeres tenemos formas muy diferentes de obsequiar. Ellos ven la manera más rápida de deshacerse del problema del regalo, van a un solo lugar, no averiguan precios y tratan de comprar algo suficientemente caro como para asegurarse de que a la mujer le guste”, explica la psicóloga Carola Arias. “En cambio, las mujeres adoran buscar en varios sitios, comparar costos y tratan de que los regalos sean siempre útiles y de buena calidad”. Y obviamente, a ninguno le gusta que le hagan caras de disconformidad.

¿Qué nos dijeron nuestras amigas por Facebook?

“Prefiero regalarle lo que yo elijo porque siento que siempre es mejor una sorpresa. Claro, la idea es ir tanteando qué podría ser y no pienso en cosas muy personales como ropa o colonias”, cuenta María Antonieta.

“A mi esposo le regalo calzoncillos. Si no lo hago yo, ¿quién lo hará?”, especifica Martina.

“Cuando va a ser harta plata, prefiero que él me diga y vamos los dos, pero en general le compro cosas que le van a quedar bien”, presume Maya.

Lo cierto es que la mayoría de ellas prefiere adivinar lo que él quiere, pero necesitan pautas. “¿Qué hago? a) veo qué es lo que necesita, b) veo mi bolsillo c) tanteo qué ha estado buscando o tal vez le diga en la calle: ‘mira esa cosa, está bonita’ y si él me dice: ‘ah, sí, me gusta’, entonces ya tengo una idea”, revela Pía.

“Sobre todo busco cosas que creo que no van a lastimar ni su ego ni su posición política. Por ejemplo, pensé en una opción de Nike, pero recorde que él odia Nike políticamente, entonces no lo hice”, agrega Miriam.

“Él es difícil y no se contenta con nada, y prefiero que me diga nomás lo que él quiere, pero siempre está el extra touch cuando le pones cinco centavos en la pensada y lo eliges tú”, sentencia Adela. “Pero yo seré feliz cuando llegue a casa con un conjunto de Victoria’s Secret y que cuando me pregunte por su regalo, le diga que vestida con él, ¡yo seré su regalo!”.

Tecnología

A no ser que sea una conocedora absoluta de la tecnología y de tus gustos, es mejor que no se meta con tus juguetes tecnológicos. “A muchos hombres les enorgullece haberse comprado un equipo caro con su propio dinero, es símbolo de estatus”, recomienda la psicóloga.

Personalidad

Si bien le gusta verte vestido de una manera en específico, recuerda que también suele decir que tu polera favorita es un trapo sucio. Por eso, si no le vas a decir lo que quieres, dile sin tapujos lo que no quieres: ropa, productos para tu cuidado personal, libros, música... cosas personales.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia