Mía

¿Le gustan lampiños o peludos?

Antes de usar esa hoja de afeitar, presta atención a lo que ellas opinan sobre tu barba, el pelo en pecho y los vellos en la espalda.

Fondoso o sin pelo

Fondoso o sin pelo Foto: Archivo

La Razón / La Paz

00:00 / 12 de enero de 2012

“Cómo los prefieren: ¿lampiños o peludos?”,  fue la pregunta lanzada a 20 mujeres que, en su mayoría dijeron que les gusta el vello corporal, pero en cantidad moderada.

“Me gustan los peludos porque se siente más rico estar cerca de uno así, supongo que por las texturas”, dice Isela. “Yo lo quiero peludo, pero que se vea estéticamente bien, no que le crezca el pelo como pasto. Tocar un lampiño es aburrido”, agrega Débora.

“Para mí, se ven más sexy, sobre todo cuando tienen vello en el pecho”, argumenta Carmen. De 20, siete mujeres los prefieren muy peludos.

Los lampiños son los favoritos de seis de las entrevistadas. “Si bien una barba es un excelente exfoliante, prefiero nomás una plataforma lisa para mi cuerpito”, comenta Wanda. “Me da la impresión de que es mucho más higiénico”.

“Amo a los lampiños, no me gustan los pelos por el sudor”, agrega Paula. “Me preocupa la suciedad, aunque con un poco de pelo en el pecho se ve bien, pero poco. Los peludos me dan asco, la verdad”.

“Afeitado, porque luce mejor el cuerpo. Así se le notan más los músculos,  cuando los tiene”, ríe Adriana. “También es atractiva una barba de dos o tres días. Le da un aspecto rebelde, aunque en la práctica raspa y no es nada agradable”.

Seis chicas prefieren el vello, pero en cantidad mínima. “Lo mío es término medio: que tenga pelo, pero sin exagerar. Ese toque de virilidad es sexy. Los muy lampiños o esos que se depilan no me gustan; tampoco los que parecen osos. Es súper incómodo al tacto, y ni qué decir cuando los besas”, explica Lía.

“Un chico se ve mejor sin pelos en el pecho, pero sí debe tenerlos en las piernas, si no resulta muy artificial y me puede parecer débil, enfermo y hasta femenino”, agrega Giovanna.

Finalmente, a una encuestada, le da igual. “Me va bien el surtidito: uno con pelos, otro sin; esto refleja mi estado de ánimo. Hoy lo prefiero peludito, pero lo justo para pensarlo macho sin confundirlo con un orangután. Si es negro, lo quiero sin pelo, es más resbaloso... Al final, lo que me gusta es que  sea hombre”, concluye Wendy.

Higiene

“En lugares como en el que vivo, un exceso de vello es antihigiénico y antiestético”, cuenta la cruceña Camila. “Ahora pueden quitarse los pelos mal parqueados que crecieron donde les dio la gana”.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
26 27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia