Mía

¿Tu hijo concilia el sueño?

El dormir poco y mal cuando se es niño afecta a futuro en la inteligencia y el crecimiento

Descanso

Descanso Foto: Archivo

La Razón / Érika Ibargüen Ayub.

00:00 / 10 de mayo de 2012

El que tu pequeño disfrute de un descanso profundo es muy importante para su salud física y mental. Si le cuesta dormir bien durante toda la noche, ayúdalo con pautas que nos enseña el pediatra y especialista en sueño profundo Eduard Estivill, quien asegura que sólo se trata de practicar un hábito con disciplina y con recursos externos simples.

El médico y escritor español, que dio una conferencia en la ciudad de La Paz, comenta que si tu niño no duerme bien “podría presentar a la larga problemas en su crecimiento y ser más bajito de lo que genéticamente tendría que ser”.

Esto se debe a que la hormona del crecimiento funciona mientras los niños duermen y su cuerpo descansa en posición horizontal. Ello facilita a que las articulaciones soporten menos peso que durante el día y los músculos se liberen de la tensión, se relajen y se regeneren.

Durante la etapa en la que se ingresa al sueño profundo, el organismo segrega la hormona del crecimiento que es muy importante para la regeneración muscular. Esta hormona es imprescindible para los niños, principal razón por la que su descanso debe ser profundo.

El experto en sueño, que presentó su reciente publicación Duérmete niño, explicó que ayudar a conciliar el sueño es fácil y lo comparó con enseñar a comer.

“Para comer debes utilizar siempre los mismos elementos externos: su sillita, babero, plato y cuchara, y repetir la acción mientras dure el aprendizaje. Si lo haces bien, será suficiente una semana”.

Para que duerma bien, debes llevar al bebé a la cuna a la misma hora, darle su peluche y su chupete (si lo usa). Deberá tener sobre él un móvil vistoso y en la pared los dibujos que le gustan. Repite la acción cada día. “Lo que no puedes hacer es quitar algún elemento cuando se te ocurra. Por ejemplo llevarlo a tu cama o cambiarle de horarios”, aconseja.

Beneficios

Cuando los niños duermen se producen las conexiones cerebrales entre las neuronas que condicionan el coeficiente intelectual, para cuando sean adultos. “Si un niño interrumpe su sueño varias veces y no pasa suficiente tiempo en el peldaño del sueño, impide que se realicen las conexiones interneuronales necesarias, y, a futuro, esto le condiciona a que pueda tener un coeficiente intelectual más bajo del que genéticamente podía alcanzar”.

Recuperar energía

Dormir más de ocho horas,  ayuda a que el niño recupere las energías físicas y psíquicas que ha desgatado en el transcurso del día, elimina la tensión y alivia el cansancio acumulado por varias horas.

Humor

Un niño que no duerme puede ser impulsivo, estar de mal humor o tener problemas de retención que a la larga le perjudican.

Fuentes: Eduard Estivill, pediatra, especialista en trastornos del sueño.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia