Mía

Mi hijo mayor no quiere a mi bebé

Trata a tus hijos sin diferencias pese a la edad que tengan y busca equilibrio

Hermanos

Hermanos Foto: Érika Ibargüen Ayub.

La Razón / Érika Ibargüen Ayub.

00:00 / 14 de febrero de 2013

“No sé cómo hacer para que mi hija mayor tenga más paciencia con su hermanita menor y no la vea como algo que la agota o la estresa”, dice Claudia, madre de dos niñas: una de 14 y otra de un año de edad.

La diferencia de edad entre los hijos cuenta cuando ésta es de muchos años. Para la familia, el bebé se convierte en el hijo único, así como en su momento lo fue el hermano o hermana mayor, señala la psicopedagoga Martha Nuñez Sangüeza.

En esta situación, la especialista recomienda a los padres de familia no desplazar a ninguno de los hijos, sin importar que edad tengan. Primero debes conversar con tu hijo adolescente de una manera cálida, abierta y flexible, pero firme, sobre los roles que tiene cada miembro de la familia. “Si bien no es obligación del hermano mayor cumplir ciertas funciones con el menor, es una actitud natural”, dice.

Nuñez recomienda a los padres no pedir al hijo mayor un favor en forma de ruego y tampoco jugar con incentivos materiales, como ofrecerles salidas o dinero a cambio, pero si pedírselo con mucho cariño para que el adolescente no sienta que lo están obligando a cumplir algo.

Si bien es cierto que el bebé no puede valerse solo y necesita más atención, también se debe tener en cuenta que el hijo mayor  se encuentra en una etapa egocéntrica y demanda atención, pero como ya es una persona independiente y autónoma, los padres suelen dejar de prestarle interés y eso hace que se sienta mal.

El adolescente, como su nombre indica, tiene muchas dolencias, porque aunque en algunas cosas es independiente y autónomo, sigue dependiendo de los padres en la parte emocional y económica, por este motivo es que no puede tomar decisiones autónomas en todos los casos, situación que lo confunde y   genera una ambivalencia. Como resultado de todo esto, busca llamar la atención de los padres.

Si los hijos se sienten aislados, es culpa de los progenitores. “Pese a que el hijo menor es un bebé y merece toda la atención, los papás deben arreglárselas para darle la misma importancia y tiempo a ambos”, aconseja la psicóloga Mónica Soliz.

De todos modos, está claro que es con el adolescente con el que hay que hablar para que entienda que el pequeño “necesita ser ayudado a fin de cubrir ciertas necesidades básicas que él ya puede cubrir independientemente de ellos”, enfatiza Soliz.

Responsable

No le delegues al mayor tu responsabilidad como padre, esto hará que deteste al bebé y lo vea como trabajo extra en la casa. Pídele un favor de buena manera y eventualmente, para que lo haga con gusto y voluntariamente.

Independiente

Habla con el adolescente para que entienda que él también fue bebé y que como él, el niño crecerá y será independiente y un buen compañero con el que compartirá situaciones que marcarán sus vidas.

Equilibrio

Designa roles de forma equilibrada para todos de acuerdo a la edad. No olvides que dentro de esto están los tiempos que debes dedicar a cada hijo independientemente.

Fuentes: Martha Nuñez Sangüeza, psicopedagoga y Mónica Soliz psicóloga.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia