Mía

¿Tu hijo siempre pierde sus útiles?

Habla con él, es posible que requiera más atención. Transfiérele responsabilidades y también enséñale el valor de las cosas

¿Tu hijo siempre pierde sus útiles? Foto: Dreamstime

¿Tu hijo siempre pierde sus útiles? Foto: Dreamstime

La Razón (Edición Impresa) / Erika Ibargüen A.

00:00 / 01 de agosto de 2013

Sucede a menudo que los niños extravían sus lápices, reglas, gomas o tajadores en la escuela o que olvidan traer de regreso a casa alguna prenda de vestir. Este problema podría estar vinculado al hecho de que no aprendió lo que es la responsabilidad o a que esté buscando mayor atención de tu parte. Si es así, ésta es tu oportunidad de decirle: “¡Aquí estoy!”.

Empieza por recordarle que tú ya no te harás responsable por cuidar sus pertenencias, no irás a buscarlas y tampoco las repondrás si se pierden. “Quizá no aprendió a valorar las cosas porque le das todo en demasía y sabe que perder algo no afectará en nada”, dice el psicólogo Alexis Olivares.

O puede ser que se trate de falta de atención de parte de los padres. “Muchas veces los papás trabajan todo el día y compensan esa ausencia comprándole al pequeño todo lo que quiere, cuando en realidad esto no es suficiente para su desarrollo emocional”, agrega el especialista en niños.

Entonces, la primera recomendación es darle tiempo de calidad, y la otra es ensayar una serie de ideas que le harán sentirse más responsable.

Una sugerencia que hace el psicólogo es que cada noche lo acompañes a alistar la mochila con el material que llevará al día siguiente. Si falta el bolígrafo rojo porque lo perdió, dale un lápiz del mismo color para evitar que le llamen la atención. Pero de seguro valorará lo que perdió y tendrá más cuidado a futuro.

Un consejo práctico que se lee en la página www.hijos.about.com es que le des los medios para reponer cosas perdidas. Si recibe mesada o le das unos pesos para el recreo, puede pagar lo que pierde. Si no tiene para invertir se esforzará por cuidar mejor sus pertenencias.

El enseñarle a ahorrar también es una buena idea porque aprenderá el valor de las cosas, lo hará con esfuerzo, quizá negándose a comprar juguetes, golosinas o helados que son de su agrado. Muéstrale que su reserva crece y ponle ejemplos de qué podría comprar con ese dinero.

“Cuando los niños son menores de siete años son más distraídos y tal vez puedas ponerles un lazo delgado y suave en el cuello donde lleve la goma y el tajador. Así, él solo tendrá que cuidar sus lápices de color”, aconseja la psicóloga Mónica Soliz.

Pero no basta con enseñarles a cuidar su material escolar, los fines de semana, cuando lo lleves al parque o al cumpleaños de un amiguito, dale la responsabilidad de llevar y traer la gorra que lo protegerá del sol y la chamarra que lo abrigará. “Los niños se forman con constancia y buenos ejemplos. Ellos aprenden lo que ven de sus padres y les copian de inmediato”, añade Soliz.

Cuidar lo que tienes es un hábito que se construye con la práctica, da el ejemplo poniendo las cosas en su lugar, haciendo inventarios y cuentas mensuales, así verá que las cosas vienen como recompensa de tu esfuerzo.

Fuentes: Alexis Olivares y Mónica Soliz, psicólogos, con datos de: hijos.about.com

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia