Mía

‘Ser mamá influencer no es fácil’

Pasó de ser una supermodelo boliviana a embajadora de marcas e influencer (tiene 130.000 likes en su página oficial de Facebook y 82.000 en Instagram). Y en medio de este trabajo a tiempo completo, Andrea Herrera, quien espera a su segundo retoño —Arielle— para junio, cuenta algunas facetas de su vida y reflexiona sobre el rol materno en estos agitados días.

 Andrea Herrera

Andrea Herrera Foto: Sergio Chuquimia

La Razón (Edición Impresa) / Paula Jordán R.

00:00 / 27 de mayo de 2019

Mía— ¿Cómo te cambió la vida de supermodelo cuando nació Stefano? Tenías entonces 27 años...

Herrera— Fue hermoso, lo esperábamos mucho, fue una bendición inmensa y como para toda mamá primeriza, había nervios. Nació en Lima y a los pocos meses nos mudamos a EEUU con mi exesposo.

Mía— ¿Qué aprendiste en el proceso del divorcio?

Herrera— Tengo la suerte de tener un exesposo que es muy mi amigo, una persona muy buena, con una mentalidad diferente. Él trató de tener la mejor relación conmigo por el bien de Stefano (7), hacemos todo por él. Creo que como padres es muy importante dejar de lado cualquier incomodidad, para que los hijos vean que aunque no están juntos, los padres se quieren y valoran.

Mía— Existe la idea de la madre sacrificada, que deja todo por sus hijos. ¿Qué valores crees que debe tener una madre para criar a su hijo feliz?

Herrera— En parte sí, las mamás sacrificamos mucho de nuestra vida, tiempo y libertad... Para mí, aparte de mi trabajo y todo lo que pueda lograr en la vida, mi mayor logro es criar a mi hijo bien, como una madre presente que está en los momentos importantes y enseñándole las cosas realmente significativas de la vida: respeto y sensibilidad.

Mía— ¿Cómo se dio que te volvieras a enamorar (de Harold Méndez, papá de tu segundo bebé)?

Herrera— Uno no debe perder nunca las esperanzas de volver a creer en el amor y hallar a esa persona que te completa, con la que quieres compartir todo y formar una familia, porque yo siempre tuve el sueño de una familia con muchos hijos... Encontré a una persona que me hace feliz, somos muy diferentes, creo que por eso nos complementamos tan bien ¡Y estamos disfrutando muchísimo el embarazo!

Mía— Falta un mes para que nazca tu bebé, ¿a qué te estás dedicando actualmente?

Herrera— Sigo trabajando. No he parado. Ahora, mayo mes de mamá ¡estoy trabajando más que nunca! (risas)... Tengo una vida completamente activa, siempre estoy a mil, en fotos, filmaciones... entonces que me manden a echarme ¡no puedo! He seguido todos mis contratos... Cuando Arielle nazca tengo dos que la incluyen a ella, así que ¡estará trabajando desde que nazca!

Mía— Supe que también has sido embajadora de ONU Mujeres...

Herrera— Siempre estoy ahí, peleando por los derechos de la mujer. Me apasiona ese tema. Si puedo hacerlo en mi país, qué mejor que ser portavoz de un tema tan importante en el mundo.

Mía— ¿Con qué rol o trabajo te sientes más identificada?

Herrera— Ser embajadora de marcas me encanta, creo en los productos que represento, porque aportan a la vida de las personas... disfruto poder dar el ejemplo a las mujeres de tener un estilo de vida sano, de mantenerse activas, incluso estando embarazada... No es fácil ser influencer y embajadora de marca, porque uno tiene que cuidar mucho la imagen que representas (actualmente es embajadora de 10 marcas). Me gusta que confíen en mí y poder representarlos como se debe.

Mía— ¿Se puede recuperar el físico tras el embarazo solo con ejercicio o es necesario un arreglito en el quirófano?

Herrera— No. Con los años tengo más miedo a las cirugías. No estoy en contra, pero yo no me las hago. Con mi hijo engordé 14 kilos pero volví a mi peso normal en tres meses, ni necesité hacer dieta. Con mi hija engordé 12,5 kilos. Yo creo que luego voy a tener que hacer ejercicio, porque no es lo mismo tener un hijo a los 27 que a los 34. 

Mía— ¿Qué tipo de cualidades debe tener un buen influencer?

Herrera— Era mucho más fácil cuando solo éramos modelos. Posábamos para la sesión de fotos y la empresa se encargaba de lo demás. Ahora, los influencers nos encargamos de todo: contenido, producción, estar en contacto con la gente... es una responsabilidad muy grande.

Perfil

Nació el 3 de septiembre de 1984 en Santa Cruz.

Es licenciada en Derecho por la Universidad Nur. Dirigió la revista Luhho en Perú, donde vivió cuatro años. Ha sido embajadora de ONU Mujeres. Tras radicar en Miami, EEUU, durante cinco años, regresó a Santa Cruz hace un año y medio, donde trabaja como embajadora de 10 marcas. Está comprometida con el empresario Harold Méndez. Su primogénito es Stefano Petrov (7).

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2
3 4 5 6 7 8 9
24 25 26 27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia