Mía

Una mascota es compañía y responsabilidad

Tus hijos deben aprender que las mascotas no  son juguetes y que hay que brindarles  cuidados para  que estén sanos y felices.

Una mascota es  compañía y responsabilidad. Foto: https://croemblogger.files.wordpress.com y  http://1.bp.blogspot.com/-

Una mascota es compañía y responsabilidad. Foto: https://croemblogger.files.wordpress.com y http://1.bp.blogspot.com/-

La Razón (Edición Impresa) / Andrea Azcui A. / La Paz

00:00 / 02 de abril de 2015

A todos  los niños les ilusiona tener una mascota, pero hay que enseñarles que no es un juguete y que no basta con disfrutar de su compañía, sino que cuidarla representa una responsabilidad compartida.

Lo primero a tomar en cuenta es la edad para que un niño adopte un perro, un gato u otro animal doméstico. La veterinaria Jeniffer Solís dice que lo ideal es a partir de los cinco años, cuando está mejor preparado para asumir responsabilidades. “Lo recomendable es adoptar un perro o un gato pues otras especies, como el hamster, puede resultar herido por los niños por su fragilidad” indica la profesional.

Otro factor a considerar es el tiempo de vida de la mascota, lo que significa que durante años se deberá cubrir su alimentación, brindarle un lugar cómodo para dormir, llevarlo al veterinario periódicamente, cumplir con sus vacunas cada año, pasearlo y jugar con él, dice la veterinaria Mariana de la Peña.

La experta recuerda que los cachorros, que tienen bastante energía, querrán jugar y salir de paseo. “Luego pasará a ser un joven más sereno y cuando se convierta en adulto será un compañero fiel, que esperará tus caricias y atención”.

Solís sugiere enseñar a los niños y a las mascotas a respetarse mutuamente. “El niño debe saber que los animales sienten dolor, frío y tienen necesidades al igual que ellos, que no les deben jalar la cola o montar encima; a las mascotas se les debe enseñar que no deben morder ni ser agresivos con sus pequeños amos y así tendrán una gran relación”.

Según De la Peña, la ciencia ha demostrado que la compañía de un animal es una gran terapia para los niños, en especial para los que sufren autismo y Down, entre otras patologías, siempre bajo supervisión. Ambas profesionales coinciden en que ahora que hay muchos animales en adopción no hace falta comprar uno. Así la ganancia es por doble partida: el animal consigue un hogar y la familia un nuevo miembro.

Fuente: Mariana de la Peña (Veterinaria SERVIVET, calle Tomás Monje, esq. calle 17 de Obrajes) y Jeniffer Solís (Veterinaria Dr. Pet, Irpavi Av. Ovando entre calles 3 y 4 No. 777) Fotos:  https://croemblogger.files.wordpress.com y  http://1.bp.blogspot.com/-

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia