Mía

El milagro de sentir las pataditas del bebé

Un dispositivo, tipo faja es conectado al vientre de la madre para replicar los movimientos del bebé en el abdomen del papá.

El milagro de sentir las pataditas del bebé. Foto:  Érika Ibargüen

El milagro de sentir las pataditas del bebé. Foto: Érika Ibargüen

La Razón Digital / Érika Ibargüen / La Paz

00:00 / 22 de mayo de 2014

Sentir cómo se mueve el bebé y las pataditas que da dejó de ser exclusividad de las mamás. Aunque con menos realismo —pues hasta ahora la ciencia no ha logrado superar a la naturaleza— hoy  los papás también experimentan este milagro con la ayuda de un dispositivo creado especialmente con esa finalidad.

Se trata de un equipo que envía estas señales vía wifi y para lo cual la pareja debe estar “conectada” mediante un par de fajas. “Es una sensación súper linda, incomparable. Pude sentir una vibración en el estómago”, cuenta Jean Franco Kataldi, cuya esposa, Leila Nasoudi, tiene siete meses de embarazo. Es su primer bebé y están muy emocionados.

El dispositivo fue creado por una artista y un programador. Clara Carranza, plástica argentina, se encargó de la parte estética de las fajas que se colocan en pareja, y el sistema fue responsabilidad de Guillermo Wener, un programador y técnico electrónico. “Nos capacitamos como equipo en Argentina y trabajamos para hacer que el dispositivo funcione adecuadamente”, dice ella.

La faja de la madre tiene seis sensores con una placa de cobre que no causa ningún daño al bebé. “Estos sensores logran captar los movimientos del niño y hasta la respiración de la mamá, por eso a ella se le pide que en esta práctica se mantenga lo más quieta que sea posible”.

Cada movimiento capturado es enviado inmediatamente a la faja del papá vía wifi que también tiene seis sensores (cuatro de frente y dos al costado), haciendo que él reciba una vibración en el lugar específico y el momento exacto del movimiento. Además se enciende una luz que muestra el sitio donde se registra la patada para que ésta se pueda ubicar. 

Esta prueba se la puede  hacer a partir de los siete meses que es cuando el bebé se empieza a mover más. “Cerca de los nueve meses de gestación, el niño ya no tiene tanto espacio y por tanto sus movimientos son más pasivos y no logran alcanzar vibraciones intensas”, explica Carranza.

El objetivo de esta prueba es demostrar que la ciencia hace posible algunas experiencias consideradas imposibles. El dispositivo fue diseñado a solicitud de la marca de pañales Huggies y por primera vez llegó a Bolivia para darse a conocer, tras haber estado en Ecuador y con planes de estar en Colombia y Perú, según Carla Domínguez, representante de Huggies en Bolivia.

Jean Franco y Leila son una de nueve parejas seleccionadas para vivir esta experiencia dentro de un concurso denominado “Siente la emoción de ser mamá”, que realizó la firma de pañales mediante el Facebook en todo el país, y que consistía en responder diversas preguntas. Fueron nueve las mujeres en gestación las seleccionadas, tres en La Paz, tres en Cochabamba y tres en Santa Cruz.

Experiencia

Con la faja, el papá puede sentir una vibración cuando el bebé se da vuelta, cambia de posición o estira la pierna y el brazo.

  • Real

Esta faja, dicen los diseñadores, permite a los padres sentir los movimientos de su niño en tiempo real.

  • Vientre

Cuando el bebé se mueve en el útero de mamá, papá también lo nota mediante una vibración como si estuviera en su vientre.

 Fuentes: Clara Carranza, Artista Plástica y Carla Domínguez, representante de huggies en Bolivia.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia