Mía

Moquillo, la enfermedad sin cura

Este mal es causado por un virus que afecta en tres etapas: primero, el aparato digestivo; luego, el respiratorio y, finalmente, el sistema nervioso.

Moquillo, la enfermedad sin cura.

Moquillo, la enfermedad sin cura. Foto: Internet

La Razón (Edición Impresa) / Soledad Daza

00:00 / 05 de noviembre de 2018

El distemper canino, más conocido como moquillo, es una enfermedad altamente contagiosa que no tiene cura y con una tasa de mortalidad del 50%, aunque se reciba tratamiento.

Este mal es causado por un virus que afecta en tres etapas: primero, el aparato digestivo; luego, el respiratorio y, finalmente, el sistema nervioso.

“Es difícil que salgan de esta enfermedad, no tiene cura. Hay un tratamiento para los síntomas, como en toda enfermedad viral. Éste ayuda a que el canino genere anticuerpos para llegar a sanarse. Sin embargo, hay un 50% de probabilidad de que muera, depende mucho de la etapa en que se lo trate”, explica Patricia Frías, de la Veterinaria Pirahiba.

El moquillo puede presentarse de forma silenciosa. Es fácil confundirlo con un resfrío. “Presenta moquito bastante verde, vómitos, diarrea con sangre y úlcera en los ojos. En una etapa más avanzada, hasta hiperqueratosis en la pata, es decir, se secan las patitas como su chuño y luego pasa a la etapa nerviosa”, señala Ximena Córdova, profesional de la Veterinaria Americana.

TRATAMIENTO. Según las profesionales, si se detecta la enfermedad a tiempo es posible realizar un tratamiento con antibióticos y analgésicos.

Córdova recalca que el virus hace estragos en el animal y “se queda en casa por mucho tiempo”.

Para poder detectar el distemper canino se puede comprar un test muy parecido a la prueba de embarazo.

Frías señaló que solo las vacunas protegen al animalito, que puede recibirla desde los 45 días de vida. Solo dos refuerzos cada 15 o 21 días serán necesarios. “El esquema puede variar, depende del veterinario. Con estas vacunas el animal queda inmunizado por un año”. El moquillo solo puede transmitirse entre perros. “Hubo casos muy raros, entre un canino y un felino que se contagiaron”, dice Frías, pero no es contagioso para el ser humano.

Fase 1: Digestiva. La primera etapa se caracteriza por problemas digestivos con la presencia de diarrea, por lo que no es fácil detectarlo.

Fase 2: Respiratoria. Dificultad respiratoria, secreciones en la mucosa nasal que pasa de transparente a espeso y verde. Lagañas y patas duras.

Fase 3: Nerviosa. En la última fase, el virus ataca el sistema nervioso. Aparecen convulsiones y tics nerviosos. Puede producirse la muerte.

En adopción

AQUILES. Este divertido joven esterilizado y vacunado de dos años necesita una familia que pueda dedicarle tiempo para jugar y pasear.

Contáctate. Si quieres darle un hogar, llama a Mariana (Tel. 76520007) o a Nicole (Tel. 78565922).

Fuente: Extra

Foto: Internet

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia